Unesco ve voluntad por aclarar asesinato de Pablo Medina

El Estado paraguayo “tiene la voluntad para aclarar el caso” del asesinato del periodista y su asistente Antonia Almada ocurrido el año pasado, dijo el consejero de Comunicación e Información para el Mercosur de la Unesco, Guilherme Canela Godoi.

“Este caso es un ejemplo de cuando el Estado toma la decisión de que es inaceptable y que se debe investigar y se puede hacer con rapidez y celeridad, a un año el autor intelectual ya está detenido”, expresó, según un comunicado del Gobierno.

“En menos de un mes del asesinato ya se había identificado a los autores, luego el pedido de extradición, demuestra que el Estado Paraguayo tiene la voluntad para aclarar el caso”, enfatizó.

“La libertad de expresión es una preocupación global de la Unesco, así también que se tenga una percepción más profunda sobre lo que son los desafíos de la promoción de la libertad de expresión”, agregó Canela.

También reconoció que en el mundo crece el número de asesinatos a periodistas, inclusive en casos de regiones en las que no existe algún tipo de conflicto armado.

Pero por otra parte señaló que la reacción de la comunidad internacional ante este flagelo es fuerte, por lo que hay un intento real de trabajar en la prevención. “El atentado contra un periodista es un atentado contra la democracia” sostuvo.

“El acceso a la información es una herramienta central para la garantía de todos los otros derechos humanos, es un derecho transversal” explicó.

“Es importante que la gente se dé cuenta que el acceso a la información no es importante solo para combatir corrupción sino que también a través de esta política por ejemplo se puede cambiar hasta inclusive todo un sistema de salud”, sostuvo el representante de la Unesco.

Medina, de 53 años, asesinado el 16 de octubre de 2014, realizaba coberturas sobre el tráfico de drogas y sus supuestos vínculos con algunos políticos locales, tras lo cual recibió varias amenazas, algunas de Vilmar Acosta, al que la Fiscalía acusa de ser el autor intelectual del crimen.

Medina, quien a pesar de estar amenazado no tenía escolta policial, perdió a su hermano Salvador en 2001 cuando también fue asesinado por las denuncias radiales que realizaba sobre narcotráfico y corrupción.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario