Detienen a excandidato presidencial al llegar a Venezuela

El excandidato presidencial venezolano Manuel Rosales fue detenido hoy al llegar voluntariamente al aeropuerto de la ciudad de Maracaibo (noroeste) y poner fin a sus seis años en el exterior, informó el concejal de su partido Un Nuevo Tiempo (UNT) Diego Scharifker.

El fundador del UNT, que llegó en un avión comercial procedente de la isla de Aruba, fue apresado nada más descender del aparato, tal como había anticipado el domingo la fiscal general, Luisa Ortega, quien recordó que contra el opositor se dictó orden de captura en 2009 por cargos de corrupción.

“Se llevaron a Manuel el SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) y Ministerio Público (MP)”, dijo Scharifker, que viajó desde Aruba hasta Venezuela con Rosales, en su cuenta de Twitter en la que también afirmó que los funcionarios impidieron que los abogados acompañaran al opositor en el proceso de detención.

Asimismo, la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) señaló en la misma red social que Rosales “fue aprehendido por efectivos del Sebin. Fue subido a un avión que lo estará trasladando a Caracas”.

Antes de bajar del avión, Rosales dijo a los periodistas que lo acompañaban en el vuelo: “Vamos a tratar de llegar (a su acto de masas en Maracaibo) de no ser así, ya les dije no quiero violencia no quiero problemas, vamos a llevar esto en paz, le vamos a cobrar el 6 de diciembre”, en referencia a la fecha de las elecciones legislativas.

Mientras tanto, el Ministerio Público informó a través de un comunicado que “en las próximas horas” presentará a Rosales ante el Tribunal 19 de Control del Área Metropolitana de Caracas, una vez que fue detenido por el Sebin al pisar territorio venezolano procedente de Aruba.

“Rosales fue imputado el 11 de diciembre de 2008 por la presunta comisión del delito de enriquecimiento ilícito, como parte de un informe presentado por la Contraloría General de la República el 19 de julio de 2007”, indica el comunicado del MP.

La Fiscalía también señala que el político fue imputado “luego de una investigación realizada por esa institución (Contraloría) entre los años 2002 y 2004 a la declaración jurada de patrimonio” de quien para entonces era gobernador del estado Zulia.

Este informe concluyó que Rosales “registró fondos que no pudo justificar ante el órgano contralor”.

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, dijo el pasado 11 de octubre que, si Rosales regresaba al país, sería “aprehendido inmediatamente” y se le “garantizarán todos sus derechos”.

Rosales, asilado en Perú desde 2009, anunció hace una semana que hoy regresaría a Venezuela para “luchar junto al pueblo” y ayudar a impulsar la victoria de la oposición en las elecciones parlamentarias de diciembre.

Asimismo, aseguró que traerá las pruebas de que es inocente de los cargos de corrupción de los que se le acusa.

Rosales dijo ser consciente de que, de volver a Venezuela, sería apresado porque en ese caso se reactivará automáticamente el juicio que ha pedido en su contra la Fiscalía.

El opositor, que fue propuesto por su partido para ser candidato a las elecciones parlamentarias, pero fue inhabilitado en junio pasado para optar a cargos públicos por la Contraloría venezolana, invitó a sus seguidores a recibirle en el aeropuerto.

El excandidato presidencial en las elecciones de 2006 y derrotado al enfrentarse al fallecido gobernante Hugo Chávez (1999-2013) aseveró que volvería “con las pruebas que muestran la confabulación” de la que fue víctima.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario