Vicepresidente boliviano aboga por solución “amistosa” de conflicto

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, abogó hoy en una entrevista con Efe por resolver el diferendo marítimo con Chile “de forma amistosa”, y argumentó que ambos países cosecharían “gigantescos” beneficios económicos y sociales.

En el marco de la presentación de su libro “Hacia el Gran Ayllu Universal”, que se edita por primera vez en México en una versión aumentada, García Linera confió en que “el contexto de la comprensión de las fuerzas contemporáneas del mundo” llevará a las dos naciones al diálogo.

“La fuerza de la historia y la fuerza de la realidad del siglo XXI es la que llevará, más pronto que tarde, a que el Gobierno de Chile entienda que esto se puede y se tiene que resolver de manera amistosa, y que lo mejor para ambos países y sus pueblos es que se resuelva de manera dialogada”, dijo.

Sostuvo que “los beneficios económicos y sociales que ambos pueblos van a recibir son gigantescos”.

García Linera refirió que Bolivia ha registrado en los últimos años un promedio de crecimiento de 5 % anual a pesar de que se vive una crisis económica mundial, y que este año crecerá 4,7 %.

Citó un cálculo del Banco Mundial de marzo pasado, según el cual la falta de una salida al océano Pacífico le cuesta a Bolivia entre 1,5 % y 2,0 % de su producto interno bruto (PIB), por lo que el país, “con mar, estaría creciendo un 7 por ciento”.

“Eso habla de una sociedad unida, de un Estado serio, de una economía sólida que quiere compartir y aportar lo que viene haciendo con el resto del continente, especialmente con Chile”, explicó.

García Linera asistió al Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), institución en la que estudió matemáticas entre 1981 y 1985, para presentar “Hacia el Gran Ayllu Universal”.

El funcionario consideró que el primer paso para darle solución a la disputa limítrofe es resolver un “conflicto histórico” que data de 1879, cuando Chile invadió y ocupó el departamento boliviano del Litoral, una franja de aproximadamente 400 kilómetros sobre el Pacífico.

Desde entonces Bolivia se quedó sin acceso al mar y sin una extensión territorial de 120.000 kilómetros cuadrados.

“Es un tema que ha separado a dos sociedades hermanas, es un tema de justicia y de historia”, apuntó García Linera, y aseguró que el conflicto se puede solucionar de forma “mutuamente beneficiosa” si Chile y Bolivia resuelven el tema de la salida soberana al mar.

“Podemos integrar nuestras economías y a la vez el continente a través de Chile y Bolivia rumbo a Asia, región que es hoy el nuevo eje de la economía mundial”, señaló.

Explicó que si ambos países actúan conjuntamente podrían integrar temas como agricultura, energía y producción minera, e “integraríamos a la economía brasileña”, la más grande del continente, con la asiática, “especialmente con China”.

Remarcó que anualmente Brasil exporta 40.000 millones de dólares a China e importa 37.000 millones al año, es decir un comercio de casi 80.000 millones de dólares al año.

“Para Bolivia (esa cifra) es dos veces su producto interno bruto y para Chile es una tercera parte de su PIB. Y por qué no, esos flujos comerciales, que también serán para Argentina, Uruguay y Paraguay, quedan vinculados y toman como puente a Bolivia y Chile”, expuso.

“Hay cosas que Chile tiene y que Bolivia necesita, y hay cosas que Bolivia tiene y que Chile necesita. Si actuamos juntos, lo que uno tiene puede compartir con el otro y viceversa”, apuntó.

García Linera dijo que Chile todavía “está actuando con una mirada decimonónica de la economía mundial” y se ve como un Estado nacional aislado. En el siglo XXI “las economías nacionales aisladas ya no tiene importancia” y cuentan más los Estados continentales, las grandes articulaciones regionales y los bloques, apuntó.

“Hoy por hoy América Latina no avanza de esa manera porque todavía hay un tema por resolver: la salida soberana al Océano Pacífico”, explicó, y dijo que resolviendo ese tema se abren unas puertas gigantescas de articulación económica y de mutuo beneficio que significarán “mayor prosperidad” tanto para Chile como para Bolivia.

Dijo que resuelto el tema de la salida al mar podrán actuar conjuntamente con Argentina y Brasil y el Mercosur, “y mirando hacia el Pacífico las oportunidades que se abren a ambos países al pensar y actuar de esa forma son incalculables”.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario