Probando el nuevo Chromecast audio de Google

La misma aplicación sirve indistintamente para controlar cualquiera de los dispositivos de vídeo o audio y permite crear zonas de transmisión como la cocina, el dormitorio o la sala de estar. Transmitirá música proveniente de los servicios de Google Músic, Spotify y muchos otros.

Durante un evento realizado por Google el pasado 29 de septiembre en San Francisco, la compañía aprovechó para presentar el nuevo sistema operacional Android Marshmallow,  dos teléfonos Nexus (5x y 6P), una tableta parecida a la Surface Pro 3 de Microsoft llamada Pixel C, la segunda generación de Chromecast Video y Chromecast audio, un flamante dispositivo que vale 35 dólares y es capaz de enviar música desde nuestro teléfono a cualquier bocina o altavoz ubicado en cualquier ambiente del hogar.

Chromecast Audio, funciona en forma similar al Chromecast Video, incluso tienen el mismo aspecto y tamaño: un disco de 2 pulgadas de diametro y apenas un cuarto de pulgada de espesor.  Se conecta con un cable (incluido con doble ficha estereo de 3.5 milímetros) a la entrada auxiliar del altavoz y es controlado a través de  la  aplicación Chromecast instalada en cualquier teléfono o tableta Android o iOS que estén conectados a la red Wi-Fi hogareña.

Sin embargo, no funciona con iTunes, ni con la música proveniente de Amazon Prime.

Cuesta  35 dólares, cantidad prácticamente insignificante, especialmente si tenemos en casa altavoces antiguos o como en mi caso, que lo enchufé vía un cable tipo RCA, de esos con conectores redondos uno blanco y otro rojo, a mi casi obsoleto sistema de audio.

Ahora, puedo decirles que disfruto de la música, cambio estaciones, subo o bajo el volumen todo a distancia y con una muy buena calidad sonora. Incluso, se puede continuar escuchando música aunque estemos usando el teléfono, ya que las conversaciones no serán amplificadas.

El dispositivo debe estar conectado permanentemente a la red eléctrica y la caja contiene el cable USB con su correspondiente transformador de 5 voltios.

Ningún Comentario

Deja un comentario