Hamilton, a un paso de su tercer título

El inglés Lewis Hamilton (Mercedes) amplió su ventaja al frente del Mundial de Fórmula Uno al ganar este domingo el Gran Premio de Rusia, disputado en Sochi, donde, al retirarse su compañero alemán Nico Rosberg, dio un paso gigante hacia su tercer título en la categoría reina del automovilismo.

Hamilton, de 30 años, se aprovechó de la retirada de Rosberg, por rotura del acelerador, en la séptima de las 53 vueltas que se dieron al circuito urbano del anillo olímpico de Sochi -sede de los pasados Juegos de Invierno- y a partir de ese instante circuló sin problemas hacia su novena victoria de la temporada.

La cuadragésima segunda de su carrera en F1, que igualó la tercera marca histórica obtenida en Singapur por el cuádruple campeón mundial alemán Sebastian Vettel (Ferrari), segundo en Sochi, donde brilló el mexicano Sergio Pérez (Force India), que, al acabar tercero, logró su quinto podio desde que es piloto de Fórmula Uno.

En la pista urbana, de 5,8 kilómetros, que rodeaba -a orillas del Mar Negro y casi al lado de Georgia- el pebetero y los palacios de hielo de los pasados Juegos de Invierno, a punto estuvo de entrar de nuevo en puntos el español Fernando Alonso (McLaren), que disputó en Sochi su Gran Premio número 250 en la categoría reina, en la que se había estrenado a bordo de un Minardi en el de Australia de 2001.

El doble campeón mundial asturiano (2005 y 2006, con Renault), ganador 32 veces en F1, acabó décimo, pero fue sancionado y estuvo a punto de sumar por tercera vez en la peor temporada de la historia de McLaren, que iba a celebrar caza menor con ambos pilotos en puntos, pero se conformó con los dos que sumó el inglés Jenson Button (campeón en 2009, con Brawn) que había cruzado meta justo por delante de él en el segundo Gran Premio disputado en Rusia.

Donde el madrileño Carlos Sainz (Toro Rosso) estuvo a punto de firmar una proeza, y el tercer español en pista, el castellonense Roberto Merhi (Manor), fue decimotercero y volvió a batir a su compañero inglés Will Stevens.

Espectacularmente accidentado la víspera, durante el tercer y último ensayo, Sainz -al que los médicos no permitieron correr hasta horas antes de darse la salida-, que llegó a rodar séptimo, tuvo que abandonar a seis vueltas para meta, por un problema de frenos. Dio dos trompos, el segundo le sacó de pista y causó la retirada del hijo del doble campeón mundial de rallys de idéntico nombre.

Hamilton lidera ahora con 302 puntos, 66 más que Vettel, que desplazó al tercer puesto general a Rosberg (229) y podría proclamarse por tercera vez campeón del mundo matemáticamente en la próxima carrera, dentro de dos semanas, en Austin (Texas), si gana el Gran Premio de Estados Unidos y ‘Seb’ no pasa del tercer puesto.

Rosberg, que había firmado su tercera ‘pole’ del año el sábado, aguantó en la salida el ataque de su antagonista, que arrancó junto a él desde la primera fila, poco antes de que entrase en pista el primer coche de seguridad del día, tras el trompo del alemán Nico Hülkenberg (Force India), que se llevó por delante al sueco Marcus Ericsson (Sauber).

Pero en la séptima vuelta, una vez retirado el ‘safety car’, Hamilton superó a Rosberg, que, sin gas, acabaría retirándose con rotura del acelerador, dejándole en bandeja el título a su compañero y rival, que sólo lo perderá si completa cuatro gigantescas pifias seguidas en las últimas cuatro carreras del año.

Lewis, campeón el año pasado y en 2008 (con McLaren), lideraba delante de los dos finlandeses Valtteri Bottas (Williams) y Kimi Raikkonen (Ferrari), rebasado por el anterior tras la marcha del ‘safety’ -con Vettel en cuarta posición y ‘Checo’, que había salido séptimo, en la quinta-, cuando un nuevo accidente, esta vez del francés de Romain Grosjean (Lotus) tras la segunda curva de la duodécima vuelta obligó una nueva entrada del coche de seguridad.

Ahí forjó gran parte de su éxito el bravo piloto mexicano, el primero en entrar a garajes para cambiar el neumático superblando y montar el blando, con el que aguantó 41 giros hasta meta para sumar su quinto podio en F1 y el segundo desde que pilota para Force India, después de acabar tercero el año pasado en Bahrein.

Idéntica operación les reportó beneficios a los dos McLaren, que también sufrieron, pero llevaron puntos hasta meta; y les hubiese venido bien a ‘Carletes’ y al australiano Daniel Ricciardo (Red Bull), si no hubieran tenido que abandonar.

https://www.youtube.com/watch?v=IDoOMpyp3Nk

‘Checo’, nacido hace 25 años en Guadalajara, que impresionó en 2012 al acabar segundo, por detrás de Alonso, la segunda carrera del año, en Sepang (Malasia); antes de repetir podios, asimismo con Sauber, en Canadá -donde fue tercero- y en Monza (Italia) -segundo-, sudó tinta en Rusia, donde a punto estuvo de quedarse sin un más que merecido podio, en un final emocionante.

Bottas venía lanzado y, justo detrás de él, Kimi. Y en la última vuelta, ambos superaron a ‘Checo’, que en un segundo vio no sólo como se le escapaba el podio, sino que se intuía quinto.

Pero hubo justicia: Raikkonen se tiró a por su compatriota, ambos se salieron de pista, Bottas se retiró y Kimi, tras acabar quinto -por detrás del brasileño Felipe Massa (Williams)- e investigado por esa acción, fue sancionado con treinta segundos y acabó octavo, lo que sirvió para que avanzase un puesto al venezolano Pastor Maldonado (Lotus), séptimo al final.

Massa fue cuarto, por delante del ídolo local, Daniil Kvyat (Red Bull), quinto ante su público el día que Hamilton se puso a tiro de su tercera corona al repetir el triunfo del año pasado en Sochi. Donde, tras confirmarse la sanción a Kimi, Mercedes festejó la revalidación matemática del título de constructores.

 

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario