Más de 7.000 refugiados volvieron a llegar a Hungría en un día

Hungría registró este viernes la entrada ilegal de unos 7.200 refugiados, informó hoy la Policía magiar, mientras que unos 3.700 inmigrantes alcanzaron hasta las 12.00 GMT de hoy la frontera con Austria.

En lo que va de año, casi 342.000 refugiados de Oriente Medio han cruzado ya Hungría en su camino hacia Europa occidental, sobre todo Alemania.

Desde el cierre hermético de la frontera entre Hungría y Serbia, los inmigrantes entran en Hungría a través de Croacia.

Desde la frontera húngaro-croata los refugiados son enviado sin controles hacia la frontera con Austria, cuyas autoridades hacen a continuación lo mismo en dirección Alemania.

La prensa húngara critica hoy que el Gobierno, a pesar de su retórica de mano dura en la política de refugiados, haya dejado pasar ya por el país a unas 160.000 personas sin controles algunos.

Solo unos 176.000 refugiados han solicitado asilo político en Hungría, aunque casi todos han seguido luego su viaje hacia un país de Europa, sobre todo Alemania, pero también Suecia y Austria.

Desde la entrada en vigor de una estricta ley de inmigración, que define como un delito el cruce ilegal de la frontera, se han realizado 670 procedimientos contra refugiados detenidos.

Según el portal de noticias Origo, en lo que va de año se ha concedido asilo a solo 73 refugiados, mientras que 22 han encontrado trabajo en Hungría.

En la localidad fronteriza austríaca de Nickelsdorf se registraron entre la medianoche y las 14.00 hora local (12.00 GMT) de hoy unos 3.760 refugiados, según datos de la Policía local del estado federado de Burgenland.

Unos 5.500 refugiados pasaron la noche del viernes al sábado en alojamientos transitorios en Austria, según informó la Cruz Roja de Austria.

Se trata de unas 2.000 personas más que la noche anterior, lo que indica que el flujo de inmigrantes vuelve a crecer.

Austria vive con creciente preocupación las advertencias y amenazas del vecino estado federado alemán de Baviera de que podría cerrar sus fronteras a los refugiados y enviar a inmigrantes de nuevo a la república alpina.

La ministra del Interior austríaca, Johanna Mikl-Leitner, dijo esta semana que un envío masivo de refugiados de Alemania a Austria causaría un “desastre humanitario” en la república alpina.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario