La cifra enlista a jóvenes 10 países de Iberoamérica, que consideran imprescindible llevar su teléfono inteligente a diario, e incluso un 37 % aseguró estar dispuesto a ir a buscarlo en caso de olvidarlo en algún lugar, reveló hoy una encuesta.


Un 44% admite que lo usa menos de 4 horas, un 37% entre 4 y 8, mientras que un 19% más de 8 horas.

El estudio, elaborado por la Comunidad Laboral Universia (Trabajando.com) entre 5.506 personas de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, España, México, Perú, Puerto Rico, Portugal y Uruguay, reveló que solo un 9 % indicó que su “‘smartphone’ no es esencial en su día a día”, según un comunicado difundido por Universia.

Además un 54 % de los encuestados aseguró que se considera dependiente de su “smartphone”.

“La comunicación con los contactos sigue siendo la principal utilidad de estos dispositivos tecnológicos. La investigación arrojó que 49 % de los usuarios lo usa principalmente para mensajería y conversaciones telefónicas. Sin embargo, los avances tecnológicos le han dado paso a otras operaciones como navegar en Internet, interactuar en redes sociales” y usar aplicaciones, dice el estudio.

Sobre el tiempo que dedica a este dispositivo, la mayoría, un 44 %, admitió que lo usa menos de cuatro horas, un 37 % entre 4 y 8 horas, mientras que un 19 % más de ocho horas.

El teléfono inteligente “se ha convertido en una herramienta indispensable, por tal razón generar contenidos y servicios responsive (que permite la visualización en distintos dispositivos), es una responsabilidad”, dijo, a propósito del estudio, la gerente general de Universia Colombia, Ruth Polchlopek.

La directiva señaló que “los jóvenes demandan comodidad, innovación y contenidos adaptables a la variedad de dispositivos” que se encuentran el mercado a fin de tener “a su alcance toda la información que les interesa”.

Ante la pregunta de si el teléfono conlleva distracciones, un 43 % consideró que no y que utiliza el “smartphone” con responsabilidad.

Por otro lado, un 35 % admitió haber recibido o visto a otras personas a las que les han llamado la atención en clases o reuniones por el uso del dispositivo y un 23 % dijo que no ha concluido o visto que hay quienes no logran terminar sus actividades por estar pendientes del teléfono.

“Los ‘smartphones’ se han convertido en una herramienta (…) indispensable para llevar a cabo de manera más eficiente las labores relacionadas con el ámbito laboral, e incluso, el personal”, apuntó el gerente en Colombia de Trabajando.com, Ricardo Garcés.

“Sin embargo, su uso excesivo puede generar el efecto contrario, haciendo que las personas pierdan tiempo interactuando en redes sociales o descargando contenidos que los distraen”, añadió.

EFE