Hamilton quiere prolongar su hegemonía en la olímpica Sochi

Lewis Hamilton (Mercedes), doble campeón del mundo y líder del Mundial de Fórmula Uno, intentará prolongar su hegemonía en Sochi, donde este fin de semana se disputará el Gran Premio de Rusia, el decimoquinto del curso, en una pista que se estrenó el año pasado, con victoria del inglés.

Hamilton, de 30 años, que viene de encabezar en Suzuka un nuevo ‘doblete’ de Mercedes, logró su octava victoria del año en Japón, donde igualó las 41 del mito Ayrton Senna -fallecido en accidente en 1994, tras ganar tres títulos para Brasil- y amplió, a falta de cinco carreras para el final, su ventaja al frente del certamen.

El excéntrico y espectacular piloto de Stevenage suma 277 puntos, 48 más que su compañero y rival Nico Rosberg y con 59 de ventaja sobre otro alemán, el cuádruple campeón mundial Sebastian Vettel (Ferrari), único que ha roto el dominio de Mercedes, con victorias en Malasia, Hungría y Singapur.

Hamilton puede seguir haciendo historia en el anillo olímpico de Sochi, donde se disputaron el año pasado las competiciones de hielo (patinaje de velocidad y artístico, hockey y curling) de los Juegos de Invierno, a orillas del Mar Negro y prácticamente al lado de Georgia.

Un circuito de 5.848 metros diseñado por el alemán Hermann Tilke alrededor del Estadio olímpico (que también será sede del Mundial de fútbol de 2018) y del resto de los espectaculares palacios de hielo que albergaron la última edición de los Juegos invernales. Al que el domingo está previsto se den 53 vueltas, para completar un recorrido de 310 kilómetros.

Si es en seco, se rodará con neumáticos de compuestos más suaves, el blando (reconocible por la raya amarilla) y el superblando (roja), en un circuito técnico, “urbano y estrecho”, cuyas “precisas curvas, hacen que sea un trazado entretenido a la hora de pilotar”, según explicó el español Fernando Alonso, ansioso de que acabe cuanto antes la peor temporada de la historia de McLaren, en su reencuentro con el motorista japonés Honda.

Una pista con 18 curvas en la que el doble campeón mundial asturiano -que sacó petróleo para acabar quinto en Hungría y solo pudo puntuar en otra carrera más, la de Silverstone (Gran Bretaña), en la que fue décimo- encontrará como principal oposición las dos largas rectas de alta velocidad.

A Sochi llegará con ganas de sumar puntos, como en las dos últimas pruebas, la pareja más joven del campeonato, integrada por el holandés Max Verstappen, que al final del pasado mes alcanzó la mayoría de edad, y el también debutante madrileño Carlos Sainz (20), hijo del doble campeón mundial de rallys de idéntico nombre.

Los dos pilotos de Toro Rosso, según se observa en un simpático vídeo difundido por la escudería de Faenza, pasan las horas previas al Gran Premio recibiendo clases de la lengua de León Tolstói por parte del ruso Daniil Kvyat (Red Bull), que también querrá brillar ante su público en Sochi.

Donde Hamilton podrá superar a Senna e igualar las 42 victorias de Vettel, que tampoco descarta afianzarse en Rusia en la tercera marca histórica, solo superada por los 51 triunfos del cuádruple campeón mundial francés Alain Prost y los estratosféricos 91 del alemán Michael Schumacher, siete veces campeón del mundo.

Si vuelve a arrancar primero, Hamilton sumaría, además, la quincuagésima ‘pole’ de su carrera en la categoría reina. Y si logra combinar en Rusia una victoria con malos resultados de Rosberg -ganador en España, Mónaco y Austria- y Vettel, los únicos que aparte de él han subido a lo alto del podio este año, Lewis habrá dejado prácticamente cerrado su tercer título mundial.

Además, Mercedes, que lidera el Mundial de constructores con 169 puntos de ventaja sobre Ferrari, podría festejar un nuevo título si amplía en otros tres su margen respecto a la escudería de Maranello.

Intentará volver a puntuar el venezolano Pastor Maldonado (Lotus), octavo en Japón, y hará todo lo posible por entrar de nuevo en los puntos el mexicano Sergio Pérez, duodécimo en Suzuka, que el año que viene seguirá en Force India.

A ‘Checo’ se le espera con entusiasmo en México DF, donde el próximo 1 de noviembre se correrá, una semana después de la de Austin (EEUU), la antepenúltima carrera de un Mundial, que se cerrará con pruebas en Sao Paulo (Brasil) y Abu Dabi.

 

 

 

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario