En 2060 Latinoamérica tendrá más ancianos que menores de 20 años, según Cepal

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) informó hoy en un comunicado que en el 2060 la región tendrá un 25 % más de adultos mayores de 65 años que población menor de 20 años.

En 2060 Latinoamérica tendrá más ancianos que menores de 20 años, según Cepal


Así lo indicó el director del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (Celade), Dirk Jaspers, durante la segunda reunión de la conferencia regional sobre población y desarrollo que se celebra en México.

El organismo afirmó que el número de habitantes de América Latina y el Caribe aumentará de los actuales 635.000.000 a 793.000.000, pasado el 2061.

El director agregó que siguen preocupados por los elevados niveles de mortalidad maternidad y fecundidad adolescentes en la región, a lo que se suma que en unas décadas la población de adultos mayores superará a los menores de 20 años.

Según la Cepal, los países que más incrementarán su población en términos porcentuales serán Guatemala, Belice, Bolivia y Ecuador.

El organismo, dependiente de las Naciones Unidas, también analizó la evolución poblacional de la región en los próximos 10 años, obteniendo como resultado que en el 2025 el grupo de población en edad activa de 20 a 64 años representará casi el 60 % de la población total.

“Estos cambios en la estructura etaria tienen implicaciones específicas en las áreas de educación, salud y pensiones”, explicó Jaspers.

Asimismo observó que en 2030 el gasto de los habitantes de 65 años o más superará por primera vez al de los menores de 20 años en Cuba y Chile, mientras que lo mismo ocurrirá en 2045 en Colombia, Brasil y México.

El fenómeno, acuñado como “economías envejecidas”, se extenderá a toda la región, exceptuando a Bolivia, Paraguay y algunos países del Caribe.

Jaspers fue enfático en señalar que la región no alcanzó el quinto punto de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que hace referencia a la mortalidad materna.

En la región, en el 2013, se registraron 85 muertes maternas por cada 100.000 nacidos vivos, lo que supone una reducción de 39 % respecto a 1990, lejos del 75 % del que se comprometió.

En cambio, América Latina y el Caribe sí cumplió el cuarto ODM, ya que redujo en dos tercios las muertes de menores de 5 años, de 54 a 18 por cada 1.000 nacidos vivos, entre 1990 y 2013.

Los ODM son ocho objetivos de desarrollo aprobados en septiembre de 2000 por 189 Estados miembros de las Naciones Unidas y constituyeron desde entonces una ruta del desarrollo a nivel mundial, que tuvieron este año como vencimiento.

“Sigue habiendo brechas tanto por nivel socioeconómico como por grupos étnicos”, señaló el experto sobre las deudas de la región.

Respecto a la migración, los países que tienen la mayor proporción de población viviendo fuera de su territorio son Guayana, Jamaica, Trinidad y Tobago y El Salvador, mientras que en el lado opuesto se encuentran Brasil, Bahamas, Surinam y Argentina. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario