El “Tango de la corrupción” y mi credo

Presidenta de la Coordinadora de Abogados del Paraguay y abogada especialista en Derecho Constitucional y Laboral

Esta historia es real, ocurrió en un país pequeño y mediterráneo, una tarde calurosa de octubre y a fin de no cansarlos con detalles les contaré sólo el final: Diez mil dólares fue el precio de la ignominia, de la falta de escrúpulos, de la inconsciencia, del arrebato espurio a la libertad de un ser humano, que al final somos todos. Diez mil dólares y seguro alguno me exigirá una prueba. Yo le diré mirándole el alma que la corrupción no firma recibos. Esta escena se repite como una fábula sin moraleja en esta “puta” justicia nuestra de cada día. Yo firmo esta protesta y relato lo verídico, aunque algunos me sigan llamando loca y me sigan pidiendo “pruebas”

A pesar de la fábula perversa que les conté quiero que el mensaje se entienda: no todos los jueces y fiscales son corruptos, no todas las sentencias desfavorables son injustas. Existe un modelo de “justicia” donde predomina el tráfico de influencias y la coima y esa es nuestra lucha pues no podemos permitir que el bien más preciado después de la vida que es la libertad esté en manos de mercaderes. Este sistema también lo abonamos abogados y ciudadanos pues el “tango de la corrupción” se baila de a dos. Pido perdón si las generalizaciones formuladas en el afán de marcar posturas son injustas y afectan a funcionarios públicos comprometidos con el servicio al bien común.

Es tarde y me cuesta dormir, la injusticia se hizo llanto y la esperanza en un susurro volvió a repetirme el CREDO de esta lucha: “Creo en la República, en la democracia, en la política de servicio y bien común. Creo en la necesidad de un Poder Judicial independiente como institución que ayude e impulse la convivencia pacífica en la sociedad. Creo en la justicia como valor fundamental y pilar necesario para sostener un régimen democrático. No quiero incendiar el poder judicial y la fiscalía con los corruptos adentro pues eso me igualaría al esquema de inequidad que condeno. Creo en los cambios paulatinos e imperceptibles de esta lucha”

Un Comentario

mabel

Yo la apoyo sra kantiana, y soy seguidora suya,apoyándole, sos una de las pocas locas cuerdas,que existe en Paraguay, adelante y fuerza

Deja un comentario