Denuncian que empresa brasileña sigue talando tierra de indígenas

Los representantes de los indígenas ayoreo totobiegosode, familiares del último grupo de nativos que queda en América en aislamiento voluntario fuera de la Amazonía, denunciaron hoy que una empresa brasileña sigue talando ilegalmente en sus tierras ancestrales y que la Justicia no interviene.

La compañía Yaguareté Porá, de capital brasileño, fue denunciada otra vez este miércoles ante las autoridades porque, a pesar de tener su licencia ambiental suspendida, continúa deforestando en la zona, según la ONG Gente Ambiente y Territorio (GAT), que observa por satélite el avance de la tala.

Las áreas deforestadas son bosques pertenecientes al patrimonio ancestral ayoreo totobiegosode en el departamento de Alto Paraguay, en el Chaco, la segunda región boscosa más extensa de Suramérica después del Amazonas, y que ha sido declarada reserva de la biosfera por la Unesco.

“La Secretaría del Ambiente tiene pleno conocimiento de que la deforestación del territorio indígena es ilegal, pues fue notificada por oficios judiciales”, expresó la ONG en la denuncia a la que tuvo acceso Efe.

GAT reiteró que los ayoreo totobiegosode se oponen al otorgamiento de licencias ambientales que afecten a tierras que conforman su patrimonio y exigen que se respete y garantice el derecho a sus tierras, territorio y recursos, así como su derecho a la participación y consulta respecto a procesos externos.

Las comunidades de ayoreo, que llevan varios años denunciando esta situación, han constatado además en reiteradas ocasiones la presencia de varios cientos de kilómetros de vallas, operarios y tractores introducidos en sus tierras por otra empresa, la firma Itapoti, según GAT.

Naciones Unidas ha expresado en varias ocasiones su preocupación por el caso y por la ausencia de intervenciones por parte del Estado.

La relatora especial de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, recomendó recientemente al Gobierno que acelere el proceso para el reconocimiento de las tierras ancestrales reclamadas por los ayoreo totobiegosode.

Además, aconsejó a todos los propietarios privados de la zona que colaboren con el Gobierno y dialoguen de buena fe con los ayoreo totobiegosode y sus instituciones para resolver esta reclamación de forma justa y definitiva.

“El Estado debería adoptar las medidas necesarias para evitar más violaciones de los derechos de los ayoreo totobiegosode sobre sus tierras”, expresó la relatora en su informe.

Los ayoreo están especialmente preocupados por el futuro de sus familiares en situación de aislamiento, la integridad de sus bosques y la ausencia de avances en el proceso de restitución de sus tierras.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario