Un espectáculo de calidad vocal e instrumental marcó anoche el regreso a Santiago de los británicos Blur, que deslumbraron al público chileno con la sencillez y la madurez tanto de sus temas clásicos como de los éxitos más recientes del álbum "The magic whip"