FAO pide respeto a tenencia de tierras y un catastro transparente

El representante de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Paraguay, Rolf Hackbart, pidió hoy en una entrevista con Efe que se respete la tenencia de tierras y se establezca un catastro transparente y actualizado de ellas en el país.

Hackbart, que asumió su cargo hace tres semanas, aseguró que Paraguay necesita un registro transparente y actualizado de las extensiones y propietarios de los terrenos, así como hacer respetar los derechos de la población local sobre tenencia de tierras.

Además, es necesario cumplir las leyes sobre el no desplazamiento de personas y familias, e implantar un sistema de distribución de la tierra que permita el desarrollo sostenible del territorio, agregó.

Estas medidas se enmarcan en el contexto de las directrices voluntarias sobre gobernanza responsable de la tenencia de la tierra, la pesca y los bosques, emitidas por la FAO en 2012 con el objetivo de erradicar el hambre y la pobreza, respaldar un desarrollo sostenible y mejorar el medioambiente.

Las directrices deben complementarse, según el representante de la FAO, con la participación de las organizaciones campesinas en consejos consultivos para diseñar políticas públicas acordes con sus necesidades.

Además, propuso la participación del Estado a través de los programas de compras públicas de productos de la agricultura familiar, que “garantizan el acceso a renta, crédito y mercados para los pequeños productores”, según explicó.

Hackbart expuso el ejemplo de países como Brasil, donde el Estado está obligado por ley a adquirir al menos un 30 % de los productos de la agricultura familiar para destinarlos a alimentos de instituciones públicas, como escuelas, hospitales o penitenciarías.

En Paraguay, aunque ya existe un proyecto para comprar productos de la agricultura familiar que se destinan después a la merienda gratuita en las escuelas, sigue siendo necesario “dirigir los recursos públicos para priorizar la agricultura familiar”, aseguró Hackbart.

Paraguay es uno de los países con mayor concentración de tierras del mundo, donde cerca de un 2,5 % de la población es dueña de casi el 90 % de la superficie cultivable, según la ONG Oxfam.

Organizaciones campesinas estiman que, en los últimos diez años, 900.000 campesinos han sido desplazados de sus tierras en Paraguay por la expansión de los cultivos de soja de grandes latifundistas.

Según la FAO, el 80 % de la producción agrícola en América Latina corresponde a la agricultura familiar, que genera el 50 % de los empleos rurales.

La organización detalla que la erradicación del hambre y la pobreza y el uso sostenible del medioambiente dependen en gran medida de un acceso seguro y equitativo a la tierra y los recursos naturales.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario