Las fuerzas aéreas de Rusia bombardearon hoy por primera vez el principal bastión el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Siria en el tercer día de su campaña militar en el país árabe, donde ha multiplicado sus objetivos y sus ataques.