Oposición siria tacha de “inaceptable” plan de paz de la ONU

Los principales grupos de la oposición política y armada siria calificaron hoy de “inaceptable” en su forma actual la iniciativa del enviado especial de la ONU Staffan de Mistura para abrir negociaciones que conduzcan a la paz en Siria.

En un comunicado, los opositores explicaron que no ven viable el plan si no se tienen en cuenta una serie de condiciones y se eliminan algunas “ambigüedades”.

“Creemos que la iniciativa de ‘grupos de trabajo’ ignora la mayoría de las resoluciones relevantes de la ONU sobre Siria”, apuntan.

Tras meses de consultas con las distintas partes, De Mistura propuso un plan para entablar un proceso de negociación a través de grupos de trabajo, formados por las distintas facciones sirias, para abordar los aspectos clave del Comunicado de Ginebra.

Esos temas fundamentales son la seguridad y la protección, los asuntos políticos y constitucionales, los aspectos militares y el mantenimiento de las instituciones públicas.

El Comunicado de Ginebra es un documento aprobado en junio de 2012 por las potencias internacionales, que estipula la creación de un Gobierno de transición en Siria, donde estén presentes miembros del régimen y de la oposición, entre otras medidas.

A juicio de los opositores, la propuesta del mediador internacional requiere de una “construcción de la confianza entre el pueblo sirio y la parte que apoya el proceso político, es decir la ONU”.

En su opinión, dicha confianza solo se puede construir a través de la aplicación de las resoluciones de la ONU, que “hasta ahora el régimen sirio ha inhabilitado”.

La nota advierte de que la iniciativa de formar grupos de trabajo “en su forma actual y con sus mecanismos poco claros proporciona el ambiente perfecto para que el régimen se reproduzca” en el futuro.

Destacaron que esos grupos debería basarse en “principios claros respecto a los estándares en la selección de sus participantes y la visión final para una solución”.

No obstante, insistieron en su “compromiso” de alcanzar una salida política “con el fin de conseguir los objetivos de la revolución, preservar la identidad del pueblo sirio y acabar con su sufrimiento”.

Recordaron que los sirios “han perdido totalmente la confianza en la capacidad de la comunidad internacional a la hora de apoyar su causa tras cinco años de crímenes del régimen cometidos con respaldo iraní, cobertura política rusa y una legitimidad, que la comunidad internacional sigue proporcionando a un régimen criminal”.

Para los opositores, lo más importante para recobrar la confianza del pueblo sirio es que “se declare de forma explícita que la cabeza del régimen y sus pilares no pueden tener ningún papel en el proceso político”.

En ese sentido, subrayaron que el presidente sirio, Bachar al Asad, “no puede tener sitio” en dicho proceso.

Asimismo, condenaron “la escalada militar directa de Rusia en Siria” y consideraron que el régimen de Damasco es el responsable total de que el país se haya convertido en “un hervidero de intervención extranjera”.

El comunicado está subscrito por la Coalición Nacional Siria (CNFROS), la principal alianza política opositora, y por más de sesenta facciones armadas, entre las que figuran el moderado Ejército Libre Sirio (ELS) y otras de tendencia islámica como los Libres de Sham, el Frente del Levante o el Ejército del Islam.

En pocas ocasiones se han puesto de acuerdo tantas organizaciones armadas y políticas de la oposición en Siria, donde su relación suele estar marcada por las divisiones.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario