Un tiroteo en una universidad de EEUU dejó 13 muertos y 20 heridos

Un atacante mató a tiros a 13 personas e hirió a otras 20 en un centro de estudios superiores del estado norteamericano de Oregón antes de ser abatido por la policía, informaron autoridades estatales, en una nueva matanza en Estados Unidos, la enésima en una institución educativa.

Un tiroteo en una universidad de EEUU dejó 13 muertos y 20 heridos

Un atacante mató a tiros a 13 personas e hirió a otras 20 en un centro de estudios superiores del estado norteamericano de Oregón antes de ser abatido por la policía, informaron autoridades estatales, en una nueva matanza en Estados Unidos, la enésima en una institución educativa.

Horas después, el presidente Barack Obama denunció que en Estados Unidos se convirtió “en una rutina” las masacres por violencia armada e insistió en que “ningún país avanzado” asiste regularmente a episodios como el ocurrido hoy en Oregón, en el noroeste estadounidense.

“De alguna manera, esto se convirtió en una rutina, las informaciones son rutinas, mis reacciones a quien este podio son una rutina, y lo es la conversación posterior”, afirmó un Obama exasperado, en una dura e irónica declaración en la Casa Blanca ante la prensa.

El mandatario subrayó que las oraciones por las víctimas “no son suficientes” y es necesario abordar el problema lo antes posible desde un punto de vista político para atajar la violencia armada en el país.

Una de las grandes derrotas del segundo mandato de Obama es el paquete de reformas para la tenencia de armas, una iniciativa que no contó con el apoyo de los republicano y llego a dividir al bloque demócrata en las dos cámaras, en parte por el lobby de las empresas que comercializan las miles de armas que circulan libremente por Estados Unidos.

Que todo comprador de armas deba presentar un documento que lo identifique, así como chequear sus antecedentes penales y prohibir la venta libre de fusiles de guerra, forman parte de la propuesta de Obama para cambiar la legislación en cuanto a la tenencia de armas.

Antes de las declaraciones de Obama, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, recordó que “la materia sobre los pasos sensibles que se pueden dar para proteger nuestras comunidades de la violencia por armas de fuego continúa siendo una prioridad para esta Administración”.

 

Tras el ataque, la gobernadora de Oregón, la demócrata Kate Brown, dijo que el hecho ocurrido en el Umpqua Community College, en la ciudad de Roseburg, dejó “muertos y heridos”, pero dijo que aún no podía dar cifras concretas y sólo confirmó el fallecimiento del atacante, al que identificó como un joven de 20 años.

En declaraciones a la prensa frente a la sede de gobierno en Portland, la capital de Oregón, Brown agregó que todo el estado del noroeste de Estados Unidos sentía una gran “congoja por la tragedia” en Roseburg.

Desde esa localidad, John Hanlin, comisario del condado de Douglas County, donde se ubica Roseburg, también señaló a periodistas que no podía decir cuántas víctimas había dejado el ataque, aunque precisó que el atacante falleció en un intercambio de disparos con la policía.
Más temprano, sin embargo, la fiscal de Oregón, Ellen Rosenblum, dijo que 13 personas habían muerto en el ataque, pero no dio más detalles.

Otras 20 personas han resultado heridas, entre las que se encuentra una mujer que recibió un disparo en el pecho, indicó Chris Boice, jefe de policía de Douglas County.

Los heridos fueron encontrados en diferentes clases del campus del centro de estudios, que cuenta con varios edificios.

“Llegamos y encontramos múltiples pacientes en múltiples aulas. Las autoridades se encuentran en el lugar de los hechos y el tirador ha sido neutralizado”, afirmó Ray Shoufler, del departamento de bomberos de Douglas County, según informó la agencia de noticias EFE.

Previamente, el portavoz de la policía estatal de Oregón, Bill Fugate, indicó que el sospechoso, identificado como un hombre, había sido detenido y se encontraba bajo custodia.

La vocera del comisario de Roseburg, en el noroeste de Estados Unidos, aseguró más tarde que ya no existía “ninguna amenaza” en torno al centro de estudios superiores, informó la cadena CNN.

El tiroteo se produjo aproximadamente a las 10.45, en momentos en que los estudiantes se dirigían a clase.

Umpqua Community College es un centro educativo en el que cursan estudios unos 3.330 alumnos a tiempo completo y 16.000 a tiempo parcial, quienes fueron evacuados del lugar en micros.

Roseburg, con una población de unos 20.000 habitantes, se encuentra a unos 290 kilómetros al sur de Portland, la ciudad más grande de Oregón.

Según publicó el diario Washington Post esta fue la masacre número 294 -en los 274 días que van del 2015- con 380 víctimas mortales en Estados Unidos.

Además, este es el tiroteo número 45 en una escuela de Estados Unidos en lo que va del año.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, fue informado del tiroteo por su asesora de seguridad nacional y contra el terrorismo, Lisa Monaco.

“La materia sobre los pasos sensibles que se pueden dar para proteger nuestras comunidades de la violencia por armas de fuego continúa siendo una prioridad para esta administración”, dijo Josh Earnest, portavoz de Obama, en su rueda de prensa diaria.

El FBI dijo que envió a Roseburg agentes desde Portland y otras tres ciudades de Oregón para colaborar con la investigación.

Agentes de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) llegaron al lugar de los hechos en busca de explosivos, armas de fuego y munición, informó la prensa local de Roseburg./Télam

Ningún Comentario

Deja un comentario