Berlín promete proteger a refugiados de ultraderechistas

El ministro alemán de Interior, Thomas de Maizière, alertó hoy del aumento de ataques ultraderechistas a refugiados y albergues de solicitantes de asilo en el país y garantizó que se actuará “con toda la fuerza del estado de derecho” contra los autores.

En rueda de prensa en la Oficina Federal de lo Criminal (BKA), de Maizière mostró también su preocupación por los intentos de grupos islamistas de reclutar seguidores en esos albergues y por la posibilidad de que terroristas del Estado Islámico (EI) se camuflen entre los refugiados, aunque todavía no se ha probado ningún caso.

Su reunión con los responsables de las fuerzas de seguridad tuvo lugar mientras crece en Alemania la inquietud ante las noticias de ataques a extranjeros y también de enfrentamientos entre solicitantes de asilo de distintas nacionalidades.

De Maizière denunció en primer lugar el aumento de los delitos con refugiados como víctimas y advirtió de que se investigan hasta intentos de asesinatos.

Junto a los ataques directos, condenó con rotundidad las “barbaridades” y los enfrentamientos verbales de tinte ultraderechista tanto en persona como a través de las redes verbales”.

“Esto es intolerable en nuestro país”, subrayó el titular de Interior, quien aseguró que hay numerosas investigaciones y procesos abiertos.

Junto a esta denuncia, informó también de la existencia de “indicios” que apuntan a que grupos salafistas y organizaciones extremistas intentan captar seguidores en los albergues en los que se aloja a los cientos de miles de refugiados que llegan al país.

Las autoridades están especialmente preocupadas por que esas personas y grupos hayan elegido como objetivo concreto a los menores no acompañados, que son los más vulnerables.

De Maizière advirtió además de la existencia de “indicios, también concretos”, que apuntan a que terroristas del entorno del EI pueden mezclarse entre los solicitantes de asilo y aseguró que cada una de esas pistas se estudia con total atención y cuidado.

Hasta el momento, señaló, no se ha podido confirmar la veracidad de ninguno de esos indicios.

Las fuerzas de seguridad alemanas estudian también si existe una tendencia al alza de la criminalidad en las localidades que están recibiendo más solicitantes de asilo para adoptar las medidas necesarias.

Aunque en algunas zonas concretas sí han aumentado los robos y otros delitos, el ministro señaló que no se puede hablar de una tendencia generalizada, pero prometió que se seguirá vigilando de cerca la evolución de la situación.

No hay problemas de criminalidad entre los refugiados sirios, añadió De Maizière en referencia a una de las principales nacionalidades entre los solicitantes de asilo.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario