Miles de niños filipinos arriesgan su vida trabajando en minas ilegales de oro

Miles de niños arriesgan sus vidas trabajando en minas ilegales de extracción de oro a pequeña escala en Filipinas, a pesar de que el gobierno de este país prohíbe el trabajo infantil en condiciones peligrosas, según denuncia un informe publicado hoy por Human Rights Watch.


Este estudio, que coincide con la celebración del Mes del Niño en Filipinas, señala que estos centros de extracción de minerales, especialmente de oro, son “financiados, en su mayor parte, por empresarios locales”, en los que los menores “trabajan en fosas inestables de 25 metros de profundidad o sumergidos bajo el agua junto a las costas o en los ríos, procesando el oro con mercurio, un metal tóxico”.

Ningún Comentario

Deja un comentario