1 % de latinoamericanos será más rico que el resto en 2022, afirma Oxfam

El 1 % de la población de Latinoamérica tendrá en el 2022 más riqueza que el 99 % restante de los pobladores de la región si se mantiene el ritmo actual de incremento de la desigualdad, advirtió la ONG Oxfam en el informe “Privilegios que niegan derechos”, presentado hoy en Lima.

El reporte reveló que actualmente el 1 % más rico de los latinoamericanos acapara el 41 % de la riqueza de la región, mientras que los demás se reparten el 59 %.

La economista y coordinadora del reporte, Rosa Cañete, explicó a Efe que el objetivo de Oxfam es hacer un llamado a los gobiernos latinoamericanos para “evaluar los niveles de concentración extrema” de sus países.

“Los multimillonarios latinoamericanos incrementaron su riqueza en un 21 % de manera anual durante la última década, mientras que el Producto Interior Bruto (PIB) de Latinoamérica creció en un promedio del 6 % durante el mismo período”, explicó Cañete.

“Eso significa que gran parte del crecimiento de la región es capturado por muy pocas personas, y eso es malo para todos, incluso para las personas más ricas, porque sus empresas no podrán vender más”, agregó.

El análisis de la ONG reveló además que los latinoamericanos que poseen al menos treinta millones de dólares tienen un ingreso per cápita que es 4.800 veces superior a los ingresos del quinto inferior de la población.

Esta diferencia es de 16.460 veces en Honduras y de 12.197 en Nicaragua, mientras que los países con menor diferencia son Venezuela con 1.012 veces y Uruguay con 1.018 veces.

Cañete indicó que Latinoamérica continúa siendo la región con mayor desigualdad del planeta, a pesar de que redujo su población bajo el umbral de pobreza del 44 al 28 % en la década comprendida entre 2002 y 2012.

El informe indicó que más de la cuarta parte de la población latinoamericana (165 millones) seguía siendo pobre en 2013, con 69 millones en condiciones de indigencia, y alertó que las brechas de desigualdad pueden incrementarse si no se aplican políticas integrales de empleo y fiscales ante la desaceleración económica de la región.

“Si no lo hacemos, tendremos 200 millones de personas en riesgo de volver a entrar en los índices de pobreza de Latinoamérica”, advirtió Cañete.

Ese grupo vulnerable dejó de ocupar las tasas de pobreza al comenzar a ganar entre cuatro y diez dólares diarios mientras el PIB de la región creció a un promedio del 6 % en la década comprendida entre 2002 y 2012.

“Sin embargo, están muy amenazados de caer bajo la línea de los cuatro dólares diarios porque en ese tiempo no se han desarrollado las políticas necesarias para tener servicios públicos, de educación y de salud de calidad, que podrían proteger a estas personas de los choques externos de la economía”, comentó Cañete.

El economista e investigador peruano Armando Mendoza señaló que dentro de ese grupo vulnerable se encuentra el 40 % de la población de su país, que equivale a unos 12 millones de personas.

Rosa Cañete afirmó que la política fiscal “está absolutamente desaprovechada en Latinoamérica como instrumento para reducir la desigualdad, ya que en muchos casos la agravan y agudizan”, como en el caso de República Dominicana, donde “el Estado deja de recaudar 700 millones de dólares al año por las exenciones tributarias”.

“Hacemos un llamado para desarrollar políticas para obtener mayores recursos por parte de los que más tienen y así invertirlos en políticas públicas que garanticen los derechos de todos”, concluyó Cañete.

Oxfam presentó su informe en Lima a pocos días de que la capital de Perú acoja las reuniones anuales de las juntas de gobernadores del Fondo Monetario Intencional (FMI) y del Banco Mundial (BM), que se celebrarán del 5 al 12 de octubre.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario