“¿Pueden oirme ahora?” primer trino de Snowden en Twitter

El exanalista externo de la Agencia de la Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos Edward Snowden abrió ayer martes una cuenta en la red social Twitter, desde la que preguntó: “¿Pueden oirme ahora?”.

“Yo solía trabajar para el Gobierno. Ahora trabajo para el público. Director de @FreedomofPress”, afirmó el exempleado de la CIA y de la NSA en la descripción de la cuenta, que lleva el nombre de @Snowden.

“Freedom of the Press” es una organización sin ánimo de lucro en la que Snowden ocupa un cargo directivo y se dedica a defender el interés público del periodismo mediante la exposición de la mala gestión, la corrupción y la violación de las leyes por parte del Gobierno estadounidense, según figura en la web del medio.

“¿Pueden oirme ahora?”, escribió Snowden, actualmente asilado en Rusia, en su primer trino, que retuitearon 70.000 personas y 60.000 marcaron como favorito.

La cuenta de Snowden, que Twitter verificó como verdadera, consiguió 200.000 seguidores una hora después de publicar su primer mensaje y, seis horas después, la cifra se había triplicado hasta llegar a 630.000.

De forma instantánea, diferentes personalidades dieron la bienvenida a Snowden a la red social, como el astrofísico Neil deGrasse Tyson, que dijo sentir una vibración “geek” (término que se utiliza para describir a los apasionados por la tecnología) con la entrada a Twitter “del hombre (que se encuentra) tras las revelaciones mundiales de vigilancia de masas”.

Precisamente, en su segundo mensaje en esta red social, Snowden agradeció sus palabras al astrofísico e hizo referencia a las recientes revelaciones sobre la existencia de agua en Marte de la Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA).

“@neiltyson gracias por la bienvenida. Ahora que tenemos agua en marte. ¿Crees que comprobarían los pasaportes en la frontera? Lo pregunto por un amigo”, bromeó en la red social Snowden.

En el intercambio de mensajes con el astrofísico, Snowden se describió a sí mismo como “un ciudadano con una voz” y no como el héroe o traidor que le consideran seguidores o detractores.

El astrofísico tiene un programa de radio llamado “Star Talk”, en referencia a la historia de ficción de Star Trek, y a mediados de este mes animó a Snowden a crearse una cuenta en Twitter durante una entrevista.

“Mientras tanto, mil personas en Fort Meade acaban de abrir Twitter”, dijo en su último mensaje el extécnico de la CIA y NSA en referencia a la base del ejército del estado de Maryland que sirve de cuartel general a la Agencia de Seguridad Nacional.

Precisamente, a lo largo del día, Twitter se convirtió en el escenario de muestras de apoyo, rechazo y, sobre todo, muchas bromas, como la del grupo Anonymous que colgó un vídeo de la rana René con una máquina de escribir para retratar cómo la NSA “está intentado piratear la cuenta de Snowden en este momento”.

En actitud pensativa aparece en su foto de perfil, en blanco y negro, el exanalista, que expuso con sus filtraciones el alcance de los programas de espionaje masivo que la NSA había puesto en marcha a raíz de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Las revelaciones de Snowden sacaron a la luz que EE.UU. espió las comunicaciones personales de algunos líderes considerados “amigos” de Washington, entre ellos la canciller alemana, Angela Merkel.

La única cuenta de Twitter a la que está siguiendo Snowden es la de la NSA (@NSAGov), institución que, de momento, ha preferido no seguir de vuelta a su antiguo empleado.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario