Cambio climático, razón de peso para la emigración de nicaragüenses

El cambio climático y sus consecuencias en la agricultura han influido “directamente” en la emigración de nicaragüenses en los últimos 15 años, advirtió hoy un estudio realizado por el Servicio Jesuita para Migrantes en el país centroamericano.

“El cambio climático ha contribuido directamente para que la población nicaragüense de los municipios vulnerables salga del país, porque muchos productores ya no tienen posibilidades de cultivar la tierra”, dijo a Efe la directora del Servicio Jesuita, Lea Montes.

Montes, quien estuvo a cargo del “Estudio sobre la migración en comunidades vulnerables al cambio climático en Nicaragua”, realizado con una muestra de 400 familias, explicó que la población que más está migrando hacia otros países es la de los jóvenes entre los 16 y 25 años de edad.

Es grupo, al no poseer tierra, o en caso contrario, tenerla, pero no cosechar nada por la variación del clima, se ve obligado a salir del país para llevar sustento a sus demás familiares, anotó Montes.

El estudio realizado entre enero y junio pasado también indica que luego de los jóvenes, las mujeres son las que salen en búsqueda de mejores condiciones económicas, dejando a sus hijos menores a cargo de otro familiar.

“Los hijos quedan con las abuelas, y eso es un fenómeno que debería de tratarse como salud pública, porque mucho niños quedan solos, dejan la escuela y tienen secuelas emocionales”, advierte el estudio.

La investigación realizada en cuatro municipios de la zona del llamado “corredor seco”, en el Pacífico nicaragüense, indica que Panamá es ahora el primer destino que los nacionales prefieren para mejorar sus niveles de vida, seguido, en ese orden, de España, Costa Rica, El Salvador y Estados Unidos.

Los pequeños propietarios de menos de dos hectáreas de tierra y personas campesinas que rentan la tierra son los más vulnerables al fenómeno climático, dijo por su parte Emma Pelegrín, también del Servicio Jesuita.

“Las familias crecen, pero la tierra no, la tierra se deteriora, y por el deterioro climático es que no se cubren las necesidades de la familia”, sostuvo.

Los detalles del estudio fueron divulgados durante el II Seminario Internacional sobre Migraciones “Por una cultura de hospitalidad en un mundo más justo”, que se lleva a cabo en la Universidad Centroamericana (UCA), en Managua.

El evento tiene como objetivo promover la reflexión con un sentido crítico y ético del fenómeno migratorio, según sus organizadores.

Cerca del 20 % del total de la población nicaragüense, calculada en 6,1 millones de habitantes, vive en el extranjero, principalmente en Estados Unidos y Costa Rica, y la mitad de esta lo hace indocumentada.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario