La tecnología se convierte en “asunto de Estado” a nivel global

La tecnología se ha convertido en un “asunto de Estado” a juzgar por las agendas de los grandes mandatarios mundiales, que han empezado a incluir una parada en Silicon Valley durante sus visitas oficiales a Estados Unidos.

El primer ministro de India, Narendra Modi, fue el último en visitar la meca tecnológica mundial el pasado fin de semana, solo días después de que el presidente chino, Xi Jinping, se reuniese en Seattle (costa oeste de EEUU) con los responsables de Facebook, Microsoft, Apple, Amazon y Cisco, entre otros titanes tecnológicos.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, incluyó también en junio una visita al Valle del Silicio, donde celebró haber podido “asomarse al futuro” y donde tuvo la oportunidad de viajar en el vehículo autónomo que desarrolla Google.

Y en mayo fue el presidente japonés, Shinzo Abe, el que hizo una parada en California, que incluyó un discurso en la Universidad de Stanford, donde dijo querer “capturar el dinamismo de Silicon Valley” y llevarlo a Japón.

Antes de Abe desfilaron líderes de Irlanda, Israel y Malasia; y en marzo lo hizo una delegación de embajadores de 35 países, entre ellos Paraguay, Gabón y Kazajistán, que recorrieron la zona en búsqueda de recetas para mejorar sus economías locales.

La popularidad de la meca tecnológica es tal, que el año pasado se inauguró la Oficina de Protocolo de Silicon Valley, una organización sin ánimo de lucro cuya misión es instruir a los especialistas sobre las sutilezas de la alta diplomacia internacional, incluidas cuestiones de etiqueta y formalidades.

Modi confesó el pasado sábado tener claro que si hay un lugar en el mundo donde se están fraguando grandes proyectos ese es Silicon Valley.

“Si en algún momento hubo una reunión de personas bajo el mismo techo que pudiesen decir que están cambiando el mundo es éste, y no estoy hablando de políticos”, apuntó Modi durante una cena con líderes empresariales, entre ellos, los consejeros delegados de Google, Sundar Pichai; y de Microsoft, Satya Nadella, ambos nacidos en India.

California, afirmó el mandatario indio, “es uno de los últimos lugares en el mundo donde se pone el sol, pero el primero en el que las nuevas ideas ven la luz del día”.

“Lo que realmente importa (…) es si uno está en línea o no y el debate más importante entre nuestros jóvenes es la elección entre Android, iOS y Windows”, señaló Modi, de 65 años.

Asimismo celebró que la tecnología haya ayudado a gente en África a transferir dinero a través del teléfono, a que llegar a islas remotas sea cuestión de un clic de ratón o que un niño en una aldea perdida de India tenga mejor acceso a la educación.

Modi, que capitanea la iniciativa “India Digital”, cuyo objetivo es conectar a los 1.250 millones de habitantes del país y digitalizar los servicios del Gobierno, recibió un fuerte respaldo del consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, con quien se reunió el domingo y quien cambió su foto de perfil en esta red social para apoyar el plan del primer ministro indio.

Además Pichai, de Google, anunció que la empresa llevará internet inalámbrico a 500 estaciones de tren en India.

Los altos ejecutivos del sector tecnológico desplegaron también la alfombra roja para recibir al presidente chino, Xi Jinping, quien cerró durante su visita un acuerdo para la compra de 300 aviones de Boeing por un valor de 38.000 millones de dólares y habló en chino con Zuckerberg.

“Es la primera vez que he hablado con un líder de otro país completamente en un idioma extranjero. Lo considero todo un logro personal. Fue un honor reunirme con el presidente Xi”, comentó Zuckerberg en su muro de Facebook tras reunirse con el presidente de China, donde se da la paradoja de que está prohibida esta red social.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario