Kobe Bryant, ante su 20ª temporada con los Lakers: “Será un año interesante”

Kobe Bryant afronta su vigésima temporada en la NBA con ilusión e incertidumbre, feliz de contar con una plantilla mejorada pero muy consciente de que, a sus 37 años, deberá sobreponerse a las dudas que suscita su estado físico tras haber sufrido tres lesiones graves en los últimos años.

“Físicamente me encuentro bien”, fueron las primeras palabras del número 24 en su intervención frente a los medios de comunicación de Los Ángeles durante el Media Day de los Lakers, celebrado en el Toyota Sports Center, de El Segundo (California).

Bryant apenas pudo jugar 35 partidos la temporada pasada por una lesión en el hombro. Anteriormente, sufrió una fractura en la rodilla izquierda y la rotura del tendón de Aquiles del pie izquierdo.

“No me preocupan las especulaciones sobre mi futuro, ni les presto demasiada atención. No pienso en los minutos que voy a jugar. Ya pensáis mucho en eso vosotros. Todos hemos trabajado muy duro este verano y tenemos una buena mezcla de juventud y experiencia, aunque también mucha gente que no ha jugado junta”, indicó el cinco veces ganador del anillo.

Bryant sabe que jugará con cierta restricción de minutos, pero aseguró que está preparado para disputar los 82 partidos de la temporada regular si fuera necesario.

Al respecto se pronunció Byron Scott, entrenador del conjunto, quien consideró que probablemente Bryant se ausentará cuando haya partidos en fechas consecutivas.

“Espero que juegue genial. No será el Kobe de hace 10 ó 5 años. Pero el hambre está ahí aún, la pasión está ahí aún”, recalcó.

La pregunta de fondo, en cualquier caso, estaba en boca de todos: ¿será la última temporada de Bryant antes de retirarse?

“He pensado un poco al respecto acerca de cuál es el factor decisivo, ¿cuándo saben los jugadores que es el momento para colgar las botas? ¿Cómo lo puedes saber? Yo no lo sé”, confesó el jugador.

Los Lakers, tras firmar la peor temporada en su historia con 21 victorias y 61 derrotas (venían de un 27-55 en la campaña anterior), se han reforzado este año con el novato D’Angelo Russell -elegido en el número dos del sorteo universitario- y hombres como Roy Hibbert, Brandon Bass, Marcelinho Huertas, Lou Williams y Metta World Peace.

“Estoy entusiasmado por estar de vuelta con gente joven que comienza su carrera, que emprende su camino”, señaló.

Es el caso de Russell y del recuperado Julius Randle, escogido en el séptimo puesto del draft de 2014, el ala-pívot que se partió la pierna en el primer partido de la temporada y se perdió el resto de la campaña.

“Hay que juntar las piezas del puzzle”, afirmó Bryant. “Hay que tener paciencia, pero también ser agresivos y apretar desde el principio. Me alegro especialmente por Metta. Es bueno que los jóvenes estén a su alrededor. Defensivamente, es uno de los jugadores más inteligentes que he visto en mi vida”, añadió.

Bryant reconoció que no quiere vivir otra temporada tan aciaga como las dos últimas.

“Será un año interesante. Aunque es cierto que comenzamos también con un gran interrogante. Las últimas temporadas ibas al pabellón y el partido no significaba nada. No quiero vivir esa sensación de nuevo”, declaró el MVP de la Liga en 2008.

La estrella de la franquicia californiana se sentará en el vestuario junto a Russell, el joven de 19 años llamado a ser el líder de los Lakers en el futuro.

“Tiene una buena cabeza y mucha ambición. Desea ser un magnífico jugador. Y por ahí se empieza”, apuntó Bryant. “Veo mucho de mí en él, así que quiero ser su mentor. Mi responsabilidad es ayudarle a que no pierda de vista lo más importante: el juego en sí. Ha jugado a esto desde niño. No debe olvidar eso”, valoró.

Sin embargo, el principal deseo de Bryant para los próximos meses es que las lesiones respeten a los Lakers.

“Ojalá estemos sanos. Sé que la energía de los jóvenes nos va a contagiar a los demás”, finalizó.

El equipo llevará a cabo parte de la pretemporada en Hawai, donde jugará dos partidos: el 4 y el 6 de octubre contra Utah Jazz.

El cuerpo técnico estará acompañado este año por el exjugador de los Lakers James Worthy, que ha sido contratado por la franquicia para trabajar con los hombres altos del equipo.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario