Estudiar y seguir estudiando…  ¿Para qué?

Doctora en Ciencias en Ecología y Desarrollo Sustentable

Hay un momento en la vida en que una persona tiene muchos sueños para el futuro y motivaciones para seguir estudiando, terminar la primaria, seguir con la secundaria y si hay oportunidades elegir una carrera universitaria para alcanzar la gran meta de ser un profesional. Después de la universidad también uno podría seguir con los estudios de posgrado.

Lo ideal sería que en el mundo laboral y profesional todo funcione para motivar a los jóvenes a estudiar y estudiar cada vez más, a tener ganas de seguir formándose y perfeccionándose en su ámbito de trabajo. Sin embargo, lastimosamente ocurre todo lo contrario, ahora estamos viviendo lo que está ocurriendo nada más y nada menos que en la Universidad Nacional (UNA), el lugar donde a nivel nacional se supone que se tendría que dar el buen ejemplo. El lugar donde se tendría que estimular a seguir estudiando, a enriquecer el curriculum cada vez más, a formar profesionales cada vez mejor preparados para así poder construir un país y un mundo mejor.

En ese lugar sin embargo, la autoridad máxima ahora nos demostró que el curriculum no vale nada,  ¿para qué tanto esfuerzo en seguir estudiando si finalmente hay otras cosas que pesan mucho más?

En un ambiente minado de corrupción e injusticias los jóvenes que sueñan con convertirse en investigadores o docentes no tienen motivaciones para cumplir sus sueños. En muchas ocasiones cuando uno dice que quiere ser investigador o profesor lo primero que le dicen es ¡qué interesante! Pero probablemente en su interior lo que están pensando es ¡este se va a morir de hambre! ¿para qué quiere enseñar? ¿qué es eso de la investigación? ¿cómo se le ocurre a alguien seguir estudiando? ¿para qué seguir estudiando si ya terminó la carrera? ahora, lo que tiene que hacer es dedicarse a ganar dinero porque tal vez en otros países del mundo paguen mejor a los investigadores y a los profesores, pero en países como el nuestro no.

Ver en las noticias todo lo que está ocurriendo en mi querida UNA me hizo pensar en todo esto. Sé que no hay que generalizar, me consta que hay muy buenos profesores e investigadores en la UNA, comprometidos con su trabajo. Pero también hay mucho por cambiar y por mejorar, lo de ahora es sólo lo que saltó a la luz. Quién sabe qué más habrá, porque veo en las noticias que hay datos que fueron alterados, documentos que fueron escondidos, quemados y ¡hasta tragados!

Pero sobre esta gran negatividad, el mensaje que quiero transmitir es finalmente positivo. Ver a los estudiantes exigiendo buenos docentes, manifestándose por una universidad sin partidos políticos, ver la fuerza con la que expresan que la educación debe ser un derecho y no un privilegio, pidiendo que les enseñen a pensar y no a obedecer; y leer el mensaje de la estudiante de la UNA Gabriela Zárate donde pide apoyo y dice “Paraguay no te calles” y nos alienta a todos a seguir luchando. Todo esto nos transmite una alegría y esperanza sin límite. Escuchar a los alumnos diciendo que la educación es la mejor arma contra la corrupción y que solamente con educación vamos a cambiar el sistema, esto nos devuelve las ganas de estudiar, y de seguir apostando por la capacitación, la investigación y la docencia. De seguir soñando por una EDUCACIÓN DE CALIDAD AL ALCANCE DE TODOS. De sentir que la investigación y la docencia tal vez todavía en nuestro país no dan grandes satisfacciones económicas, pero dan otro tipo de satisfacciones que van mucho más allá del dinero, la satisfacción de formar a la gente, de transmitir conocimientos y de aportar para la ciencia. La educación es la base de todo, si mejoramos el sistema educativo mejora el país. ¡Felicidades a los estudiantes y sigan haciendo historia!

 

4 Comentarios

Natalia

Excelente querida colega!

Sandra López

No puedo estar más de acuerdo con todas sus palabras futura Doctora. Aplausos de pie!!! Y fuerza!!!

Nathalie

Excelente colega!!! Y a seguir adelante para lograr con la educación, vencer la corrupción! !

Myriam Pereira de Ovando

Bunísimo el artículo y refleja que nunca hay que perder la esperanza, la oportunidad siempre va a llegar

Deja un comentario