“El origen de los conflictos hay que buscarlo en la pobreza y la desigualdad”

En un contundente discurso ante la Asamblea General de la ONU, el presidente de Cuba, Raúl Castro, lamentó que se “distorsione la promoción y protección de los derechos humanos, para validar e imponer decisiones políticas”.

“El origen de los conflictos hay que buscarlo en la pobreza y la desigualdad”

Raúl Castro, exigió hoy a la comunidad internacional que busque “en la pobreza y la desigualdad” el origen de “los conflictos, generados por el colonialismo y el despojo de las poblaciones autóctonas, primero, y más tarde por el imperialismo y el reparto de esferas de influencia”.

En su primer discurso ante la asamblea de las Naciones Unidas Castro, quien no olvidó el reclamo argentino por la soberanía de las Islas Malvinas, advirtió que desde aquella primera meta de la organización de “preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra y edificar una nueva forma de relaciones” para favorecer la paz y el desarrollo, muy por el contrario los conflictos se multiplicaron.

“Desde entonces han sido constantes las guerras de agresión, la intervención en los asuntos internos de los Estados, el derrocamiento por la fuerza de gobiernos soberanos y los denominados ‘golpes suaves'”, advirtió Castro, para quien resulta “inaceptable la militarización del ciberespacio y el empleo encubierto e ilegal de las tecnologías de la información y las comunicaciones para agredir a otros Estados”.

Lamentó el mandatario que “sigue siendo una quimera” el compromiso inicial de la ONU de promover el progreso social y elevar el nivel de vida de los pueblos y contrapuso la situación de los 795 millones de personas que sufren hambre a la de gastos militares, que alcanzan los 1,7 millones de millones de dólares.

Tras reivindicar la conformación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la declaración de América Latina como zona de paz, enumeró una lista de solidaridarides de su país para con naciones de la región.

Defendió así a Venezuela “ante los intentos desestabilizadores” de algunos sectores y a Ecuador “blanco del mismo guión” opositor, respaldó el reclamo de soberanía argentina sobre las Islas Malvinas, celebró “los logros sociales” de la presidencia de la brasileña Dilma Rousseff y expresó su acompañamiento al reclamo de países caribeños de una reparación por los años de esclavitud que sufrió parte de su población.

Castro tuvo palabras críticas para la Unión Europea, cuyas políticas consideró responsable de las “oleadas migratorias” que se dieron en las últimas semanas desde Medio Oriente y África del Norte.

“La Unión Europea debe asumir de manera plena e inmediata sus responsabilidades con la crisis humanitaria que ayudó a generar”, sentenció.

Finalmente, agradeció el respaldo casi unánime de la comunidad internacional al cese del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a la isla desde hace más de medio siglo, y anticipó que la isla seguirá presentando el proyecto ante la ONU hasta que la medida quede sin efecto.

Insistió además en que no habrá relaciones nornales con EEUU hasta que termine el bloque, se devuelva el territorio ocupado por la Base Naval de Guantánamo, cesen las transmisiones ilegales de radio y televisión desde Miami “y los planes desestabilizadores” y se compense a la isla por los daños humanos y económicos que aún sufre.

Ningún Comentario

Deja un comentario