Marcha LGTBI clama por una ley contra la discriminación

La 12 edición de la Marcha LGTBI de Paraguay, que engloba a lesbianas, gais, trans, bisexuales e intersex, recorrió hoy el centro de Asunción clamando por una ley contra toda forma de discriminación que ayude a defender los derechos de este y otros colectivos.

Al son de los tambores de una batucada integrada por mujeres lesbianas y feministas, y ondeando una gran bandera arco iris, el símbolo internacional de las reivindicaciones LGTBI, varios centenares de personas se concentraron en la escalinata Antequera, lugar histórico de reunión de las personas trans en Paraguay, perseguidas durante la dictadura de Alfredo Stroessner.

Los manifestantes se desplazaron hasta el Panteón de los Héroes para exigir la aprobación de una ley contra toda forma de discriminación, ya que alegan que Paraguay es el único país de la región que carece de este tipo de normativa.

Asimismo, reivindicaron que se promulgue una ley de identidad de género que reconozca los derechos de las personas trans y permita el cambio de nombre y sexo en los registros civiles.

Las organizaciones lamentaron que en Paraguay se registran al año más de 300 denuncias de discriminación por orientación sexual e identidad de género, y agregaron que desde la caída de la dictadura ha habido más de 54 asesinatos de personas trans que permanecen impunes.

“Para nosotros es muy importante que exista esta ley, porque vemos que las familias tienen dificultades para aceptar a sus hijos gais, lesbianas o trans, vemos que en el colegio a veces también se les acosa y discrimina”, dijo a Efe Miriam Gallar, presidenta de la asociación “Unidos por el arcoiris”, que reúne a familiares y amigos de personas LGTBI.

Por su parte, Lisandre Gorostiaga, que hace dos años ganó un concurso de belleza para personas trans y travestis, aseguró a Efe que la ley contra la discriminación es importante para que “todas las personas puedan vestirse y sentirse como son sin tener miedo”.

“Yo antes era gay, y conocía a muchos otros chicos que soñaban con vestirse de mujer, vestidas de mujer se veían hermosísimas, pero no lo hacían, por miedo a lo que dirían los padres o la gente. Después, decidí hacerme mujer, y tuve la suerte de que mi mamá me apoyó siempre”, expresó.

Desde hace 12 años, el colectivo LGTBI de Paraguay celebra sus reivindicaciones en una marcha a fines de septiembre, conmemorando la publicación en prensa el 30 de septiembre de 1959, en plena dictadura stronista, de la “Carta de un amoral”, el primer documento del que se tiene constancia en Paraguay escrito para reivindicar la diversidad sexual.

La carta anónima se publicó en un diario conservador de la época en protesta por una serie de redadas, detenciones y torturas a personas sospechosas de ser homosexuales que tuvieron lugar desde el 1 de septiembre de ese año, a raíz de que apareciera muerto en su casa el locutor de radio Bernardo Aranda.

Las organizaciones LGTBI paraguayas proponen así que el 30 de septiembre sea declarado como día nacional de los derechos LGTBI, en memoria a todas las personas perseguidas durante la dictadura por su orientación sexual o su identidad de género.

La fecha que conmemoran es diez años anterior a los disturbios del Stonewall Inn, que ocurrieron tras una redada contra la comunidad homosexual en Nueva York el 28 de junio de 1969, fecha que dio origen a las manifestaciones del Orgullo Gay en varios países del mundo.

EFE

Un Comentario

Angelica Fernandez

EDICIÓN IMPRESA PAÍS

Miércoles 2 de marzo de 2011, 00:00

“Como científico puedo afirmar que la homosexualidad se hace”
El doctor Jokin de Irala, médico e investigador de la Universidad de Navarra, explica que la exclusión de esta conducta del manual de enfermedades de la APA se realizó por simple votación. Cuestiona el hecho de que cualquier crítico al fenómeno es considerado homófobo.
Imprimir Email Agrandar Achicar
EL PROFESOR DOCTOR JOKIN DE IRALA, MÁSTER EN SALUD PÚBLICA Y ESPECIALIZADO EN AFECTIVIDAD Y SEXUALIDAD HUMANA, SEÑALA EN ESTA ENTREVISTA LA NECESIDAD DE PASAR AL PLANO CIENTÍFICO EL DEBATE SOBRE LA HOMOSEXUALIDAD. Afirma que ella es un desarrollo inadecuado de la identidad sexual y asegura que es posible el cambio de conducta de los que sienten atracción hacia las personas del mismo sexo.

-¿Existe evidencia científica de que se nace homosexual?

-Como científico diría que la homosexualidad se hace, no se nace, rotundamente. Hay que afirmar que efectivamente no existe ninguna evidencia científica que avale la teoría genética de la homosexualidad o que ella pueda ser innata. Especialistas en homosexualidad que trabajan en asociaciones científicas como la NARTH en EEUU (Asociación nacional de investigación y terapia de la homosexualidad) afirman que se trata de un desarrollo inadecuado de la identidad sexual. Por ello, deberíamos por lo menos aceptar que el debate científico sobre este tema pueda seguir existiendo.

-¿De dónde nace la corriente de pensamiento que afirma que es una opción sexual normal?

-Esto de que uno nace homosexual tiene su origen en los años 70, cuando los activistas de la homosexualidad en EEUU hicieron mucho lobby para que la APA, que es la Asociación Americana de Psiquiatras, quitara este tema del manual de clasificación de enfermedades. Entonces, lo que hicieron fue provocar una votación, y fueron a votar el 25 por ciento de los miembros, y allí salió un 69% a favor de retirar la homosexualidad de ese material. Que yo sepa, es el único ejemplo en la medicina donde algo se decide si es o no enfermedad por una votación simple de quienes asisten a una reunión. Imagínese que se haga una votación por la sociedad española de endocrinología votando a favor o en contra de que la obesidad es un problema de salud o no. Esto no tiene precedentes. Lo que hay que hacer es analizar el problema con estudios científicos.

-¿Se trata de una conducta que se puede modificar?

-Hay datos científicos, estudios publicados en revistas científicas que muestran que la homosexualidad sí se puede modificar con una terapia adecuada, incluso en EEUU hay asociaciones de ex gays. Muchos de ellos protestan porque dicen que estos grupos de activistas no dejan que se sepa que el cambio es posible. Y no solo no dejan que se sepa, sino que no admiten que alguien pueda libremente pedir ayuda. Así, por ejemplo, se tiene el caso de un juez de Lombardía (Italia) que ha declarado ilegal ayudar a un homosexual aunque te lo pida libremente. Esto es increíble. Es un atentado contra la autonomía del paciente.

-¿Y en qué se basan?

Señalan que la terapia es casi una tortura, traumática, con electroshock. Sin embargo, no tiene nada que ver con eso. El tratamiento es básicamente psicoterapia. Pero no se puede impedir que las personas elijan pedir libremente ayuda. Pero hay que decir que hoy se utiliza el término AMS para identificar a las atracciones por personas del mismo sexo, porque una cosa es que uno pueda tener atracciones por personas del mismo sexo y otra es que alguien, fruto de esas atracciones, acabe teniendo relaciones sexuales de tipo homosexual. El hecho de que uno tenga la atracción no significa que sea homosexual, en absoluto. De hecho, hoy en día, con al ambiente que hay, pro homosexual, con la cultura que hay, se tienen muchos casos de jóvenes que simplemente tienen una confusión y requieren de ayuda.

-¿Y cuáles serían las causas de esta conducta?

-Hay diversas posibles causas, pero parece ser que lo que más casos de homosexualidad está produciendo es una mala identificación con la figura del varón o de la mujer en la familia. Es muy común el paradigma de padre autoritario, pasivo, ausente en la vida de un varón que a lo mejor es sensible, perfeccionista. O una madre muy posesiva desde el punto de vista emocional. Eso es una de las mayores vías que lleva a la homosexualidad.

-¿Hay otras?

-Otra vía que está mezclada con esta es que ese varón, por ejemplo, sensible -y que no es nada malo que lo sea- , por esa sensibilidad los de su sexo lo rechacen en su colegio. Ese rechazo puede llevar a una baja autoestima como varón y, por consiguiente, cuando llegue a la pubertad, a una orientación homosexual. Otra vía es la conocida ambigüedad de la identidad sexual en el adolescente. Es normal que un adolescente, varón o mujer, pueda tener dudas de su identidad sexual, pero esa ambigüedad bien llevada, fortaleciendo la identidad masculina o femenina de los jóvenes, no genera problemas, lleva a la heterosexualidad. El problema actual es que eso está mal llevado y se le dice a ese joven que lo que tiene que hacer es salir del armario o del clóset.

-¿Hay problemas de salud ligados a esta conducta?

-Sí, la actividad sexual de tipo homosexual conlleva problemas de salud, algunos de los cuales son específicos. Además de los problemas asociados a la promiscuidad sexual y las infecciones de transmisión sexual, que también hay entre heterosexuales promiscuos, existen problemas asociados a la utilización de los órganos sexuales sin tener en cuenta que por su “diseño” están orientados a la complementariedad entre varón y mujer.

-¿Por qué a pesar de los datos científicos se sigue negando el problema?

-Hay muchas razones. La primera es que hay desinformación. Muchos profesionales no manejan estos datos y solo toman el manual de la APA. Luego están las ideologías. Los intereses económicos y también está la realidad del miedo. Hay profesionales que saben de esto, pero el precio que tienen que pagar al afirmarlo es muy caro. Si en España un psiquiatra pusiera una placa que es terapeuta de la homosexualidad, lo lógico es que le quemen el portal de su consultorio y puede quedar sin clientes.

¿Dónde estaría el equilibrio?

-El equilibrio está en reinvindicar un respeto incondicional por toda persona con sentimientos homosexuales. Habría que compatibilizar ciencia con respeto a la libertad; debe de ser posible el debate científico con respecto al tema. Debe ser posible que yo como científico opine sobre la homosexualidad sin que se me llame homófobo solo porque tengo una postura contraria a las organizaciones gays.

-Hay también mucho de sentimiento en este tema…

-Efectivamente, por eso es necesario sacar este tema del sentimiento y del afecto. Hay gente que te dice: “Mi hijo homosexual es buena persona y yo le quiero”. Y claro que sí, y está bien, pero eso no tiene nada que ver con lo que estamos diciendo. No es una cuestión de ser mala o buena persona, no es una cuestión de sentimiento. Tú puedes y debes amar mucho a tu hijo homosexual; ahora eso no quiere decir que no le puedas plantear que tu opinión es que tiene un problema y que además que tiene una solución posible. Es como si el debate sobre la diabetes fuera que los diabéticos son buenas personas, pues esto es llevar el debate a los sentimientos.

-Pero hay miedo a discriminar.

-Claro que la discriminación es una barbaridad, pero eso no quiere decir que tenga derechos a adoptar, por ejemplo. No hay que mezclar, ese es otro problema. El problema es que hoy se intenta etiquetar de homófobo a cualquiera que simplemente no opine en la línea del homosexualismo político.

FRASES

La actividad sexual de tipo homosexual conlleva problemas de salud, por la utilización de los órganos sexuales sin tener en cuenta su ‘diseño’ natural.

Deberíamos al menos aceptar que el debate científico sobre este tema pueda seguir existiendo.

PROFESIONAL CON AMPLIA TRAYECTORIA

El profesor Jokin de Irala tiene una amplia experiencia en España y otros países de Europa. Participa activamente en proyectos de investigación.

Es licenciado en Medicina y Ciurgía por la Universidad de Navarra. Realizó un Máster en Salud Pública, en Escocia, en 1987. Obtuvo el de Doctor en Medicina en 1990, y en 2000 un segundo doctorado en Salud Pública, en la Universidad de Massachusetts (Estados Unidos). Desde ese mismo año, es profesor titular de Medicina Preventiva y Salud Pública.

En la actualidad es subdirector del departamento de Medicina Preventiva y Salud de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, España.

Es profesor de Metodología de la Investigación y de Sexualidad Humana.

Además, el doctor Jokin de Irala es investigador principal del proyecto multidisciplinar Educación de la Afectividad y Sexualidad Humana del Instituto Cultura y Sociedad (ICS).

Ha impartido conferencias en distintos países. Es autor de libros de divulgación para jóvenes y educadores, entre los que destacan Comprendiendo la homosexualidad y El valor de la espera.

Deja un comentario