Estudiantes toman el campus para evitar robo de documentos

Los estudiantes movilizados desde el pasado lunes frente al Rectorado de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) permanecerán en el campus para evitar el robo de documentos que podrían estar relacionados con una presunta trama de corrupción que investiga la Fiscalía.

Así lo expresó hoy a Efe Fernando Krug, portavoz de “UNA no te calles”, la plataforma que engloba a los centros de estudiantes de las diferentes facultades de la universidad pública más importante del país.

Krug dijo que la acampada que se mantiene en el campus universitario es, además de una medida de protesta, una acción de “vigilancia” ante los intentos de robo de documentos de la universidad por parte de varias funcionarias de la institución.

Los documentos sustraídos podrían estar relacionados con la presunta trama de corrupción en la UNA que investigan la Fiscalía y la Contraloría General de la República, y por la que este viernes fue imputado Peralta junto con 12 personas más acusadas de cobro indebido de honorarios.

“Sabemos que hay personas entrando a escondidas en las facultades, sabemos que a distancia están controlando las computadoras para borrar archivos, y por eso no vamos a abandonar el campus ni a bajar la guardia”, dijo a Efe Leo Gómez, colaborador del diario universitario El Independiente, el primer medio que empezó a investigar la presunta estructura de corrupción en la UNA.

Por ello, los estudiantes se turnan para integrar diferentes grupos que patrullan las facultades, custodian sus entradas y salidas, y están atentos para dar el aviso ante cualquier intromisión.

Las patrullas son un elemento más del micromundo que los estudiantes han instalado en el campus.

Allí están las despensas donde reciben donaciones solidarias de comida y bebida, los puestos de enfermería donde alumnos de carreras sanitarias atienden a sus compañeros si se sienten indispuestos, y las asambleas y plenarias en las que cada día debaten las acciones a adoptar.

Cientos de estudiantes acumulan hoy seis jornadas de protesta ininterrumpida en la universidad, en las que han pasado de soportar temperaturas de más de cuarenta grados, a aguantar lluvias y madrugadas frescas en sus tiendas de campaña ubicadas en patios y veredas del campus.

“Cuando empezamos la vigilia, dijimos que no íbamos a movernos hasta que cayera el rector. Y lo conseguimos. Pero no queremos que nos cambien un Froilán por otro. Necesitamos una reforma total para eliminar la corrupción, no sólo en la universidad, sino también en otras instituciones. Estamos en plena primavera de lucha”, enfatizó Krug.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario