Fondo estructural del Mercosur precisa aprobación de respectivos congresos

La extensión por 10 años más la vigencia del Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur (Focem), el organismo creado en el 2004 para reducir las asimetrías entres los países miembros de Mercosur y que debía extinguirse a finales de este año, necesita la aprobación de un protocolo adicional por parte del Congreso, informó el viceministro de Relaciones Económicas de la Cancillería nacional, Rigoberto Gauto.

Fondo estructural del Mercosur precisa aprobación de respectivos congresos

El fondo está constituido con 127 millones de dólares anuales aportados por los países miembros conforme su nivel de desarrollo relativo y se distribuye en mayor proporción para las economías de menor desarrollo. Los recursos básicamente tienen por objetivo el mejoramiento de la infraestructura, la competitividad de las empresas y el desarrollo social en los países del bloque.

 

El tema Focem fue analizado en la reunión del Grupo Mercado Común (GMC), en Asunción. Gauto explicó que en principio el “Focem II” debe entrar en vigencia desde el 2016, pero para ser implementado debe ser aprobado por los parlamentos de los países integrantes del bloque.

 

“Actualmente nuestro Congreso tiene ya ese protocolo y esperamos que lo aprueben, de manera que Paraguay pueda presentar sus instrumentos de ratificación”, apuntó.

 

Entre otras decisiones del GMC, Gauto informó que se aprobaron la totalidad de las 180 normas que Paraguay cuestionó y que fueron suscritos durante la ilegal suspensión en el Mercosur (2012-2013).

 

El diplomático aseguró que Paraguay puede incorporar ahora todas esas normas que son compatibles con su ordenamiento interno y que el Mercosur recupera su institucionalidad. “Es un caso cerrado”, manifestó.

Ningún Comentario

Deja un comentario