Represión del EI y bombardeos aéreos marcan la Fiesta del Sacrificio en Mosul

La represión del grupo yihadista Estado Islámico (EI) y los ataques aéreos de la coalición internacional liderada por EEUU marcaron hoy la celebración de la festividad musulmana del Aid al Adha en la ciudad de Mosul, bastión del EI en el norte de Irak.

Represión del EI y bombardeos aéreos marcan la Fiesta del Sacrificio en Mosul


Esta mañana, los mosulinos recibieron la Fiesta del Sacrificio con la noticia de la muerte de un matrimonio y sus tres hijos menores en los bombardeos lanzados por la coalición internacional que actúa contra el EI en Irak y Siria.

Por otra parte, el estricto embargo del Gobierno iraquí y el aislamiento impuesto por el EI han paralizado prácticamente todas las actividades económicas de Mosul, la segunda mayor urbe del país, con alrededor de dos millones de habitantes.

Esto ha hecho que el desempleo y la pobreza aumenten considerablemente en esta ciudad, ocupada en junio de 2014 por el EI, que la gobierna con puño de hierro imponiendo una versión estricta de la ley islámica.

Un profesor de una escuela de la ciudad, que se identificó como Samir al Obeidi, de 42 años, se quejó en declaraciones a Efe de que desde hace cuatro meses los funcionarios estatales no reciben sus salarios.

“El Gobierno de Bagdad suspendió los sueldos a los trabajadores de Mosul con la excusa de que ese dinero contribuye a financiar el terrorismo, pero esto no es así, porque no todos los habitantes colaboran con el EI”, subrayó.

El maestro advirtió de que esta política de las autoridades centrales llevará a que muchos hombres y jóvenes se unan al EI, ya que el grupo terrorista paga buenos sueldos a quienes se suman a sus filas.

Otro mosulino, de nombre Abdelqahar al Serayi y 53 años de edad, reveló que la policía yihadista o “hesba” apareció hoy desplegada en todas las zonas de la urbe, en concreto cerca de los cementerios y parques de recreación infantil, para impedir que los ciudadanos acudan a estos lugares.

“Han prohibido a las familias frecuentar hoy los camposantos porque -según los yihadistas- esta costumbre contradice las normas del islam, por lo que cientos de hombres y mujeres fueron obligados a marcharse”, explicó.

Al Serayi también denunció que la policía yihadista golpeó con bastones de bambú a mujeres y niños para expulsarlos de los parques infantiles, en medio del llanto de los menores que habían acudido con sus progenitores a jugar y disfrutar del día de fiesta.

“Los habitantes de Mosul viven en una enorme cárcel y nadie puede escapar de este grupo extremista y de la brutalidad de sus miembros”, concluyó.

Por otra parte, la extrema pobreza y el embargo han hecho que hoy en Mosul apenas se cumpliera con la costumbre de sacrificar a un cordero por el Aid al Adha -para conmemorar la historia del profeta Ibrahim (Abraham) que, según la tradición musulmana, ofreció a Alá a su hijo Ismael.

Un comerciante de ganado local, Ahmed Salem al Beqar, explicó que las familias no compraron ni sacrificaron corderos debido a que no desean consumir carne de animales que han sido robados por los yihadistas en las localidades cercanas ocupadas y que ahora venden en el mercado de Mosul.

En ese sentido, el presidente de la Asociación de Ulemas de Irak en Mosul, el jeque Ahmed al Maula, comentó que mucha gente de la ciudad no ha sacrificado animales este Aid al Adha debido a la pésima situación económica y al robo de ganado por parte del EI.

Entre las otras tradiciones que los habitantes de Mosul solían cumplir durante estos días festivos y que se han visto muy limitadas este año están las visitas familiares, así como compartir comidas y dulces con la familia, vecinos y amigos.

Una mujer, que se identificó como Um Yaber, de 44 años, reveló que muchos hombres de Mosul se han quedado en sus hogares para evitar el hostigamiento de la “hesba”, que los persigue si no llevan barba y si sus esposas no se cubren el rostro con el velo integral que deja al descubierto solo los ojos, el niqab.

Al mismo tiempo, los aviones de combate de la coalición internacional sobrevuelan hoy intensamente Mosul, por lo que los residentes temen salir a la calle y exponerse al peligro de los bombardeos.

El EI conquistó Mosul el 10 de junio de 2014 y poco después declaró un califato en los territorios bajo su control en Irak y en Siria.

Las autoridades iraquíes no consiguieron evitar la caída de la ciudad en manos de los radicales y desde entonces han prometido liberarla del yugo yihadista en varias ocasiones, sin haberlo conseguido hasta el momento. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario