Activistas trans piden cambiar de nombre y sexo en documentos

Miembros de la asociación Panambí celebraron la “importante apertura” del Congreso paraguayo, donde pidieron una ley que permita a las personas trans cambiar de nombre y sexo en sus documentos, informó hoy a Efe una representante del grupo.

La organización participó de una audiencia pública en el Congreso paraguayo, donde encontraron “una importante apertura” de algunos de los congresistas presentes, explicó a Efe Yren Rotela, presidenta de la asociación Panambí, que engloba a travestis, transformistas y personas transgénero y transexuales en Paraguay.

Durante el evento público celebrado el miércoles en Asunción, la asociación Panambí reiteró la necesidad de promulgar una ley de Identidad de Género, que permita a las personas trans modificar su nombre y sexo en documentos oficiales, para poder ejercer sus derechos, dijo Rotela.

“Queremos que se reconozca nuestra identidad de genero, estamos invisibilizadas en todos los datos que maneja el Estado paraguayo”, lamentó Rotela.

La ausencia de las estadísticas específicas sumada a la “inacción total” del Estado paraguayo, son algunos elementos que forman parte de la “exclusión sistemática” que sufren las personas trans en la sociedad paraguaya, sostuvo la activista.

“La exclusión inicia con la misma familia, luego nos excluyen del ámbito educativo y así la sociedad nos obliga a ejercer el único modo de supervivencia que tenemos que es el trabajo sexual”, agregó Rotela.

De hecho, la mayoría de las 54 mujeres trans asesinadas en Paraguay entre 1989 y 2013 eran trabajadoras sexuales que se encontraban en la calle en el momento de su asesinato, según el informe “Olvidadas hasta en la muerte” de la asociación presentado en el 2013.

En muchos casos, los asesinatos ocurrieron en manos de clientes enfadados o incluso policías ebrios, detalló el documento.

Sin embargo, en solo dos ocasiones se identificaron los autores y en ambos los mismos finalmente fueron sobreseídos, “siempre por falta de pruebas”, según Rotela.

Otros crímenes contra mujeres trans sucedieron en penales como la prisión de Tacumbú, la mayor del país y destinada a reclusos hombres.

Las trans solicitaron que se investiguen y esclarezcan todos estos asesinatos como “crímenes de odio”, y que cese la discriminación que algunos policías, fiscales o jueces manifiestan hacia ellas cuando denuncian hechos de violencia, manifestó la fuente.

“Nosotras hemos aprendido a conocer nuestros derechos y lo vamos a seguir defendiendo, vamos a denunciar todos los actos de violación”, concluyó Rotela.

Panambí también solicita la aprobación de una ley contra toda forma de discriminación en Paraguay, el único país de la región que no cuenta con una legislación de este tipo. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario