Docentes uruguayos paran contra “represión policial” en desalojo estudiantil

Los sindicatos docentes uruguayos convocaron para hoy un paro de 24 horas en el sector con el fin de condenar “la brutal represión” policial que aseguran, tuvo lugar ayer durante el desalojo de la sede del órgano rector de la educación, que decenas de estudiantes ocuparon durante cinco días.

Un total de 12 detenidos, todos mayores de edad, y más de una treintena de heridos, la mayoría policías, fue el saldo del desalojo de la sede en Montevideo del Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (Anep), informó a primera hora de hoy el Ministerio del Interior en un comunicado.

Todos los arrestados fueron ya liberados hoy y serán próximamente citados a declarar.

Tras lo ocurrido, la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) estableció convocar hoy a un paro “ante los acontecimientos de violencia de las últimas horas, donde se hizo uso del aparato represivo, violentando los caminos judiciales y de respeto a las libertades colectivas”.

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social autorizó este martes el desalojo de las oficinas del Codicen de la Anep, en el centro de la capital uruguaya, donde los jóvenes, que cursan secundaria, acamparon el pasado viernes para pedir, principalmente, mayor presupuesto público para el sector educativo.

En un comunicado, la institución ministerial expresó después del operativo que tras varias negociaciones que no arrojaron resultados y ante la negativa a desocupar el local por parte de los estudiantes que habían tomado las instalaciones, las fuerzas policiales irrumpieron “sin encontrar resistencia alguna por parte de los ocupantes”.

Sin embargo, el texto matiza que desde el exterior del inmueble, agentes fueron atacados por miembros del Sindicato Único de Automóviles con Taxímetro y Telefonistas (Suatt) y de la organización Plenaria, Memoria y Justicia, que se unieron en apoyo a los estudiantes.

No obstante, el sindicato de taxistas repudió lo sucedido y también convocó a sus afiliados a un paro en la jornada de hoy.

El comunicado ministerial señala que se produjeron diferentes enfrentamientos en la vía pública, donde los manifestantes “la emprendieron contra las fuerzas policiales” con piedras, hierros y todo tipo de objeto contundentes.

Asimismo, Fenapes apoyó, “en defensa de las instituciones democráticas”, exigir al Ministerio del Interior que “se responsabilice ante el accionar de sus funcionarios y se tomen las medidas correspondientes”.

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, en declaraciones a Radio Oriental recogidas por el diario El País, sostuvo que durante el desalojo “no hubo brutalidad policial”, que la agresión fue a la policía y que no le consta que haya heridos graves entre quienes estaban manifestándose.

Por su parte, la Asociación de Maestros de Montevideo (Ademu) también se une al paro “ante la brutal represión desatada” y “estando un compañero maestro detenido y lesionado”.

“En el día del maestro (que se celebraba ayer), el Gobierno nacional hace ostentación de su aparato represivo para apalear docentes y estudiantes, en reclamo de un presupuesto digno para la educación de los hijos de los trabajadores”, expresó por su parte la Asociación de Docentes de Educación Secundaria de Montevideo (Ades)

“Denunciamos que estamos ante una escalada represiva de tinte fascista contra la clase trabajadora organizada en defensa de sus derechos”, agrega esta organización, a la que le resulta “indignante” que el Ministerio hiciera “uso de la fuerza sin autorización judicial” y fuese “tan cobarde de emitir un comunicado en el que pretende falsear la realidad”.

Ades asegura que el operativo desplegado contra ellos “desconoció completamente las instancias de negociación legalmente previstas en estos casos” y exige “se inicie de inmediato una investigación que identifique a los responsables del operativo y que sean sometidos a la Justicia”.

En la tarde de hoy está prevista una concentración en el centro de Montevideo para denunciar los hechos. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario