Por más primaveras revolucionarias!

Presidenta de la Coordinadora de Abogados del Paraguay y abogada especialista en Derecho Constitucional y Laboral

Que hermosa coincidencia de la vida que la revolución de los estudiantes secundarios y universitarios armonice con el inicio de la primavera;  estación asociada a la juventud, al colorido, a las flores.

En la marcha del 18 de setiembre encabezada por estudiantes secundarios y en la vigilia del 21 los universitarios;  desgarraron  el “estigma social” que los califica como indiferentes ante nuestra realidad política y social. Nos dieron una lección de civismo, orden, cultura y democracia que dejó aturdidos a los corruptos que manejan el país.

Por un lado, los más jóvenes hicieron que la Ministra de Educación se siente en el suelo y asuma compromisos concretos con la educación paraguaya; con la autoridad moral incuestionable le espetaron en la cara “No queremos flores, queremos educación”.

Por el otro, los universitarios hicieron que el rector Froilán Peralta se escape como una rata del rectorado de la UNA. Imagínense lo que es derribar al ícono de un sistema universitario corrupto, prebendario, nepotista y charlatán pues todo esto y más es el “magnífico” “reptor”.

Queda el desafío de no entregar más “cheques en blanco” ni a la Ministra de Educación, ni al próximo rector de la Universidad pública más antigua del Paraguay. Ellos deben asumir obligaciones innegociables con la educación pública en sus distintos niveles.

Atentos chicos! A no bajar la guardia! Pues no es suficiente la salida de unos cuantos inmundos del esquema (es importante, pero no alcanza) pues debemos apuntar a un cambio de modelo de educación pues el actual es mediocre, autoritario, alienante y obsoleto. La democratización y la gratuidad de la educación como derecho humano fundamental son los verdaderos senderos del cambio.

Salud!  Por más primaveras revolucionarias!

Ningún Comentario

Deja un comentario