Nueve heridos en choque entre policías y estudiantes en el sur de México

Un enfrentamiento entre estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa y policías del sureño estado de Guerrero dejó hoy nueve heridos y un camión quemado cerca de Chilpancingo, la capital estatal, constató Efe.

El choque comenzó este martes sobre las 07.40 hora local (12.40 GMT) cuando un grupo de estudiantes y padres de los 43 estudiantes desaparecidos en septiembre de 2014 se dirigían de Tixtla, donde se encuentra la escuela, hacia Chilpancingo para realizar una protesta.

Los policías estatales instalaron un punto de revisión en el libramiento Chilpancingo-Tixtla, pero los jóvenes impidieron que estos accedieran al interior de la decena de autobuses en los que viajaban.

Cuando los estudiantes decidieron regresar a la escuela, comenzó un enfrentamiento con grupos antimotines instalados en otro punto de la carretera. Los jóvenes lanzaron piedras y cócteles molotov y las fuerzas de seguridad respondieron con gases lacrimógenos.

Durante el incidente, que se prolongó durante una hora y en el que los estudiantes eran mayoría, resultaron heridos seis miembros de la Policía de Guerrero y al menos tres normalistas, comprobó Efe.

Además, los estudiantes quemaron un camión que traían con ellos, colocándolo en medio de un túnel a fin de impedir la llegada de refuerzos antimotines.

A su vez, retuvieron a cinco agentes estatales, entre ellos dos mujeres, que fueron liberados a las 10.30 hora local (15.30 GMT) en las oficinas de Seguridad Pública de Tixtla.

Familiares y compañeros de los 43 estudiantes desaparecidos hace casi un año en la ciudad mexicana de Iguala atacaron ayer también las instalaciones de la fiscalía de Guerrero para protestar por la deficiente respuesta de las autoridades en torno al caso.

Los manifestantes pegaron en la facha de sede las fotografías de los 43 jóvenes que desaparecieron a manos policías corruptos y miembros del cártel Guerreros Unidos, quienes los asesinaron y quemaron en un basurero, según la versión de la Fiscalía general.

Dicha versión fue cuestionada a principios de este mes por expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que concluyeron que no hay evidencias para asegurar que los jóvenes fueron quemados en el basurero de Cocula, aledaño a Iguala.

Este sábado se cumple un año del trágico suceso, y padres y normalistas ya han anunciado que llevarán a cabo protestas y movilizaciones hasta el domingo 27 de este mes. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario