Al menos 38 miembros del grupo terrorista Estado Islámico (EI) han muerto en las últimas 24 horas durante bombardeos de aviones de guerra en la localidad monumental de Palmira y otras áreas del este de la provincia central siria de Homs, informaron hoy activistas.


Un tanque blindado sirio toma posición durante combates en el antiguo oasis de la ciudad de Palmira / EFE/Archivo

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos no precisó si se trata de bombardeos de la coalición internacional, liderada por EEUU, o del ejército leal al presidente Bachar al Asad.

Aparte de Palmira, controlada por el EI desde el 20 de mayo, hubo ataques aéreos en las poblaciones de Al Qariatain, Al Sujna y otras zonas de los alrededores, en manos de los yihadistas.

Los radicales arrebataron en la segunda mitad de mayo a las fuerzas del régimen amplias partes del este de la provincia de Homs, fronteriza con Irak.

La ruinas grecorromanas de Palmira son uno de los seis sitios sirios recogidos en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. EFE