El crecimiento de internet por banda ancha pierde fuelle en países ricos

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) dijo hoy que el ritmo de crecimiento de internet por banda ancha se ha reducido, con niveles próximos a la saturación en los países ricos, mientras que los más pobres carecen de cualquier tipo de conexión.

Según el informe sobre el “Estado de la Banda Ancha 2015″, hecho público este lunes por la UIT, el 57 por ciento de la población mundial no tiene acceso a internet y está al margen de sus beneficios.

 

Las estadísticas más actualizadas indican que 3.200 millones de personas están conectadas actualmente, frente a 2.900 millones el año pasado, lo que equivale al 43 por ciento de la población del planeta, con enormes diferencias entre los países desarrollados, emergentes y más pobres.

 

En el grupo de países en desarrollo, el 35 por ciento de personas tienen algún acceso a internet, mientras que en los menos desarrollados sólo un 10 por ciento de la población utiliza esta tecnología.

 

En Asia y Oriente Medio se ubican los cinco países con mayor penetración de internet en los hogares, con Corea del Sur, a la cabeza, con el 98,5 por ciento de viviendas conectadas. Le siguen Catar (98 %), Arabia Saudí (94 %), Emiratos Árabes Unidos (90 %) y Singapur (88 %).

 

Por porcentaje de usuarios de internet, Islandia ocupa el primer lugar en el mundo, con 98,2 por ciento; seguida de Noruega (96,3 %)y Dinamarca (96 %).

 

En la categoría de conexiones fijas de banda ancha, Mónaco y Suiza están a la cabeza (46 por ciento en cada caso), mientras que en Dinamarca, Holanda, Liechtenstein y Francia las conexiones fijas exceden el 40 por ciento.

 

En el otro extremo están los países y grupos de la sociedad que no pueden pagar las tarifas de una conexión de banda ancha, razón por la que 3.500 millones de potenciales usuarios no cuentan con este servicio comercial.

 

En el ámbito de las suscripciones a la telefonía móvil, éstas exceden actualmente los 7.000 millones.

 

Considerando que una parte de individuos poseen dos a más tarjetas SIM, se estima que el número real de suscriptores se encuentra entre 3.700 y 5.000 millones de personas.

 

Esta tendencia está acompañada del declive en los ingresos de ciertos operadores, en un promedio del 4 por ciento, particularmente en Europa, donde esta tendencia se observa por tercer año consecutivo.

 

Según la analista de la UIT, Phillippa Biggs, la estrategia por la que han optado los operadores es concentrar sus esfuerzos en desarrollar su negocio en las áreas urbanas de los países pobres, y en las zonas rurales más remotas de los países industrializados.

 

De otra parte, la UIT demuestra en su informe que la banda ancha móvil es la tecnología de las comunicaciones que más rápidamente se ha expandido en la historia y que sólo le tomó cinco años conseguir sus primeros mil millones de usuarios.

 

Como comparación, la red social Facebook necesitó ocho años para alcanzar el mismo número de miembros, mientras que la telefonía móvil requirió de once años para sus primeros 1.000 millones de suscripciones.

 

Trece años tuvo que esperar Google para captar sus primeros mil millones de usuarios, mientras que entre la aparición de los teléfonos fijos y el momento en que hubo 1.000 millones de clientes transcurrieron 125 años.

 

Otra clara tendencia que constata el informe es la alta probabilidad de que ahora la primera experiencia con internet de una persona ocurra a través de un teléfono inteligente y no de un ordenador.

 

Según ciertas proyecciones, las suscripciones para teléfonos inteligentes excederán el próximo año las de teléfonos “básicos”. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario