El 97% de los que llegan a Grecia tienen derecho a ser reconocidos refugiados

El 97 % de las personas que llegan por mar a Grecia provienen de los diez principales países que generan refugiados, por lo que tienen derecho al asilo, enfatizó hoy la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

“La gran mayoría de las personas que están llamando a las puertas de Europa son genuinos solicitantes de asilo, y tienen derecho a protección internacional y a ser llamados refugiados”, afirmó Melissa Fleming, portavoz de la ACNUR.

La ACNUR cifra en 477.906 las personas que han llegado a Europa en lo que va de año atravesando el mar Mediterráneo, “porque actualmente todas las fronteras terrestres están cerradas, y la única vía es la peligrosa travesía por el mar”, agregó Fleming.

La gran mayoría de ellos, más de 175.000, provienen de Siria, otros 50.000 de Afganistán y casi 10.000 de Irak.

“Las personas que vienen de esos países son consideradas refugiadas porque huyen de un conflicto. No entiendo porqué durante cuatro años hemos llamado refugiados a los sirios que llegaban a Jordania, Líbano o Turquía, y en el momento que llegan a Europa no lo son más”.

La “crisis de refugiados”, como la llama la ACNUR, sigue estando en su punto álgido, dado que se ha contabilizado la llegada de 6.000 personas por día a las costas europeas, “por lo que se necesita una respuesta masiva y ordenada”.

“La Unión Europea (UE) debe demostrar si es verdaderamente una unión, con una política común, o sólo un conjunto de países que actúan individualmente”, aseveró la portavoz.

Es por eso que Fleming insistió en la necesidad de que los líderes europeos acuerden e implementen una respuesta común a “una situación caótica e impredecible”.

Los ministros de Interior de la UE se reúnen hoy para intentar acordar una solución común.

“Esta puede ser la última oportunidad para una respuesta europea coherente para solucionar una crisis que sólo ha hecho que exacerbar el sufrimiento y la explotación de los refugiados y los inmigrantes y la tensión entre los países”.

La portavoz indicó que espera que las cuotas para reubicar a los refugiados sean “obligatorias” para poder clarificar el sistema.

Una vez más, Fleming instó a la UE ha crear centros de acogida, asistencia y registro en Grecia para poder tratar como se debe a los solicitantes de asilo “y en aras a que el programa de reubicación funcione como debe”.

Asimismo, urgió a comenzar cuanto antes el proceso de reubicación de los 40.000 refugiados acordados en primera instancia por la Unión, así como a retornar a sus países “de una forma humana” a los inmigrantes que no tengan derecho a protección internacional.

Finalmente, la portavoz pidió a la UE que ayude a los países limítrofes a Siria aportando los fondos demandados para gestionar a los 4 millones de refugiados que acogen, y establecer nuevas vías para entrar legalmente en la Unión.

Flemig insistió en que la situación en Europa “es manejable” pero recordó a la UE que si bien la propuesta de acoger y reubicar a 160.000 refugiados es positiva, el plan debería establecerse para al menos 200.000 personas, y con la capacidad de ampliarse.

Con respecto al cierre de fronteras implementado por algunos países centroeuropeos y especialmente las draconianas leyes aprobadas recientemente por Hungría, Fleming se limitó a recordar “que solicitar asilo no es un delito”. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario