Catastro ajusta el valor fiscal de tierras y espera modificación de la Ley

El Servicio Nacional de Catastro (SNC) realizó una actualización de los valores fiscales de las tierras con la aplicación de una nueva clasificación del valor de la tierra por su nivel de productividad. Con esta el valor fiscal que determina el impuesto a abonar por la propiedad registró un ajuste, sobre todo aplicado a las tierras altamente productivas. Esta actualización de los valores entraría a regir sólo después de aprobarse la ley según informa Hacienda.

Catastro ajusta el valor fiscal de tierras y espera modificación de la Ley

En este sentido, la directora de la dependencia, Anatalia Aranda, explicó que de aprobarse la Ley, después de 24 años se podrá obtener una nueva metodología de avaluación y, de una medición por “Distrito”, se pasará a una “Zonificación aptitud agrológica natural de los suelos”.

Con este cambio, se registrará un considerable aumento en los ingresos fiscales por impuesto a la tierra, debido a que con la clasificación anterior a todas las propiedades, cualquiera sea su ubicación y capacidad, se le asignaban el valor fiscal mínimo.

Detalló que el valor fiscal de la tierra estipulado por “Distrito” varía de 130.000 guaraníes por hectárea hasta 645.000 guaraníes por hectárea, lo que significa que el impuesto inmobiliario es de 1.300 guaraníes por hectárea hasta 6.450 guaraníes por hectárea.

En la anterior clasificación, por “Distrito”, predomina el valor más bajo, explicó Anatalia Aranda, y la asignación de estos valores es histórica y no se tienen antecedentes de la metodología aplicada. Con este nuevo sistema de avaluación el mínimo pasa a 5.520 por hectárea y el más alto a 10.920 por hectárea.

La nueva técnica de evaluación, denominada “Zonificación Aptitud Agrológica Natural de los Suelos”, basada en la taxonomía de suelo, sirvió de base para agrupar los distritos y así zonificar el país en cuatro regiones homogéneas divididas por su potencial agronómico, que va desde tierra agrícola (al cual se le asigna el valor fiscal más elevado), le siguen el campo alto agropecuario y la tierra agrosilvopastoril y finalmente el campo bajo agropecuario que tributa el mínimo.

La directora de Catastro reiteró la importancia de que sea el Poder Ejecutivo, a través del Servicio Nacional de Catastro, el que determine los valores fiscales de las tierras, ya que es una tarea altamente técnica.

Ningún Comentario

Deja un comentario