Presentan prótesis que permite al usuario recuperar el sentido del tacto

Un individuo de 28 años paralizado durante más de una década como resultado de la lesión de la médula espinal se ha convertido en la primera persona en ser capaz de “sentir” sensaciones físicas gracias a una prótesis de mano directamente vinculados a su cerebro, e incluso identificar qué dedo mecánico se tocó suavemente.

De acuerdo a un comunicado de la agencia gubernamental de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA),  el avance es posible gracias a sofisticadas  tecnologías neuronales desarrolladas en un programa iniciado en 2006.

Este avance apunta a un futuro en el que las personas que vivan con miembros paralizados o amputados no sólo serán capaces de manipular objetos mediante el envío de señales desde el cerebro a los dispositivos robóticos, pero también puedan sentir exactamente como si estuvieran tocando un objeto.

El estudio clínico implicó la colocación de electrodos en la región de la corteza cerebral responsable de identificar las sensaciones táctiles, como la presión y electrodos en la parte del cerebro que dirige los movimientos del cuerpo.

Los cables transmiten los impulsos cerebrales a una mano mecánica que le dio a un paciente llamado Nathan, cuya identidad completa no fue revelada, la capacidad de controlar los movimientos de la mano con sus pensamientos.

 Más adelante, abriendo nuevos caminos en neurotecnología, los investigadores comenzaron a dar a los voluntarios un sentido del tacto.
“Esta mano tiene sensores de muy sensibles  que pueden detectar cuando se está aplicando presión a sus dedos, y pueden convertir las  “sensaciones” físicas en señales eléctricas que se envían al cerebro” explica  Sánchez

En la primera serie de pruebas, en las que los investigadores tocaban suavemente cada uno de los dedos de la mano prostética mientras el voluntario  con los ojos vendados estaba en condiciones de informar con casi el 100% de precisión, que dedo mecánico era estimulado.

“En un momento, en lugar de pulsar un dedo, el equipo decidió pulsar dos dedos sin decirle”, dijo Sánchez, quien supervisa el programa. “Nathan dijo en tono de broma preguntando si alguien estaba tratando de jugarle una mala pasada.

Así es como nos enteramos de que las sensaciones que estaba experimentando a  través de la mano robótica era casi natural ”

Los resultados del experimento de esta nueva tecnología se dará a conocer pronto a la comunidad médica, sin embargo no se ha especificado cuando estará disponible a pacientes en general.

Ningún Comentario

Deja un comentario