EEUU y China firman primer compromiso entre ciudades contra cambio climático

Estados Unidos y China firmarán hoy su primer compromiso para que once ciudades del gigante asiático, y varios estados y urbes de EEUU como California y Seattle limiten su emisión de gases de efecto invernadero para luchar contra el cambio climático, según adelantó la Casa Blanca.

Este primer acuerdo a nivel local se producirá en la cumbre que se celebra entre hoy y mañana en Los Ángeles (California, EEUU) y se enmarca en el pacto de noviembre de 2014 entre los presidentes chino, Xi Jinping, y estadounidense, Barack Obama, de cara a la próxima cumbre mundial de París en diciembre.

“Este año es el año de la implementación, el año en el que nuestros dos países demostrarán su compromiso para implementar y ejecutar sus objetivos, y dar ambiciosos y concretos pasos para reducir sus emisiones de carbón”, destacó en una conferencia telefónica el principal asesor de Obama en esta materia, Brian Deese.

En concreto, según Deese, con la firma de esta nueva declaración climática, once ciudades chinas, que suponen el 25 % de la superficie urbana de China, se comprometerán a recortar en 1,2 gigatoneladas sus emisiones de CO2 al año durante las próximas décadas.

Esta cifra, 1,2 gigatoneladas, supone la misma cantidad de gases de efecto invernadero que emite Japón o Brasil.

Las ciudades se han comprometido a alcanzar sus niveles máximos de emisiones antes de 2030, lo que refuerza el objetivo marcado por China para que sus niveles de gases de efecto invernadero alcancen su nivel máximo en ese año y comiencen a reducirse a partir de entonces, destacó el alto funcionario de la Casa Blanca.

Sin embargo, según apuntó Deese, Pekín y la provincia china de Cantón (sur del país) se han comprometido a tomar como referencia para su pico de emisiones el año 2020 y a partir entonces empezar a aplicar la reducción anual acordada, lo que supone una ventaja de diez años con respecto a la fecha nacional.

En EEUU, las ciudades y estados que firmarán el acuerdo incluyen a Boston (Massachusetts), Atlanta (Georgia), Los Ángeles (California), Portland (Oregón), Seattle (Washington), Houston (Texas), Salt Lake City (Utah), Des Moines (Iowa), Carmel (Indiana), Pinecrest (Florida) y San Francisco (California), entre otras.

En concreto, el estado de California se ha comprometido a reducir para 2050 entre un 80 % y un 90 % las emisiones de dióxido de carbono con respecto a los niveles de 1990 y la ciudad de Seattle se ha impuesto la meta de ser “carbono neutral” para el año 2050, según destacó en la conferencia telefónica Deese.

“Carbono Neutralidad” es la práctica de lograr un balance entre los equivalentes de emisiones de dióxido de carbono y los demás gases que producen efecto invernadero con cantidades iguales de oxígeno para no contribuir al calentamiento global.

De esta forma, subrayó Deese, diferentes ciudades y estados de Estados Unidos siguen la senda marcada por Obama, que ha hecho de la lucha contra el cambio climático una de sus prioridades durante su segundo mandato.

A comienzos de agosto, Obama presentó el llamado “Plan de Energía Limpia” para que EEUU reduzca para 2030 en un 32 % las emisiones de carbono de las centrales termoeléctricas respecto a los niveles de 2005.

Ese plan complementa el objetivo general con el que Estados Unidos se ha comprometido ante las Naciones Unidas con miras a la conferencia global sobre cambio climático que se celebrará en diciembre en París.

La meta, formalizada en marzo, consiste en que Estados Unidos reducirá para 2025 sus emisiones de efecto invernadero, en total, no solo las procedentes de centrales termoeléctricas, entre un 26 % y un 28 % respecto a los niveles de 2005.

El asunto seguirá muy presente en la agenda de Obama la próxima semana con la visita del presidente chino, Xi Jinping, con quien llegó el año pasado a los compromisos sobre los que se cimenta este primer acuerdo a nivel regional y municipal.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario