Detenido por contrabando de antílopes organizador de cacería del león Cecil

El cazador zimbabuense que organizó el safari en el que el estadounidense Walter Palmer mató a Cecil, el león más famoso del país, ha sido detenido por su supuesta participación en contrabando de antílopes, informaron hoy fuentes policiales.

Theo Bronkhorst fue arrestado ayer después de que la Policía lo vinculara con el intento de transportar 29 antílopes, con un valor de más de 340.000 dólares, a la frontera con Sudáfrica.

“Bronkhorst está acusado de trasladar animales sin permiso y de ser cómplice de contrabando de animales salvajes”, explicó la portavoz de la Policía, Charity Caramba, a la emisora estatal Zimbabwe Broadcasting Corporation (ZBC).

El fin de semana, la Policía interceptó un vehículo en el que tres sudafricanos, con documentación falsa, intentaban cruzar la frontera con estos animales, valiosos por sus grandes cuernos.

El grupo conservacionista Bhejane Trust explicó que los antílopes provenían de una granja ocupada por Bronkhorst cerca de las Cataratas Victoria, en el noroeste del país.

Durante el trayecto, dos antílopes murieron por falta de ventilación en el vehículo y el resto se encuentra en perfecto estado.

El 28 de septiembre, Bronkhorst tendrá que comparecer ante un tribunal por la organización de la caza ilegal en la que murió Cecil el pasado julio en el Parque Nacional de Hwange, en el oeste del país.

Al parecer, Bronkhorst utilizó un cebo para atraer a Cecil fuera del parque, de modo que técnicamente fuera legal cazarlo.

La muerte de Cecil desató una polémica internacional sobre los límites de la lucrativa caza deportiva, que atrae a personas de todo el mundo para convertir a animales salvajes en sus trofeos.

La mayoría de los países del África meridional permite la caza deportiva, con la única excepción de Botsuana, que decidió prohibirla hace unos días.

Ningún Comentario

Deja un comentario