El Rey sabe de copas

Olimpia le ganó 2-1 a las Águilas Doradas en el “Atanasio Girardot” y se anotó entre los 16 mejores de la Copa Sudamericana 2015. Liderados por un intratable José Ariel Núñez, los dirigidos por Francisco Arce mostraron jerarquía y personalidad para seguir avanzando en esta competencia en la que quiere llegar bien lejos.

El Rey sabe de copas

Al Decano le tocaron la oreja las Águilas y por eso el expreso salió a mostrar su chapa copera. Olimpia le ganó de visitante 2-1 a Águilas Doradas en Medellín y, con mucha autoridad, sigue en esta Copa Sudamericana y ya está en los octavos de final. El equipo de Arce mostró contundencia y personalidad para quedarse con un partido que casi siempre le fue favorable.

Primer tiempo a todo ritmo. Las Águilas entraron con todas las ganas de meterlo a Olimpia contra su arco, pero el Decano, ni corto ni perezoso, rápidamente se acomodó en el campo y en la primera que tuvo metió la primera estocada. Gran pase de Cristian Riveros entre líneas para que José Ariel Núñez corra libre y sin marca por 25 metros más o menos y al llegar al área someta al golero Cabral. Gol, 1-0 para el Franjeado a los 3’ de haber arrancado el partido y el sueño se comenzaba a gestar.

Ni qué decir a los 7’, cuando tras una gran jugada colectiva, que nació desde la parte derecha de la defensa Decana, pasó nuevamente por los pies de un intratable José Ariel Núñez, que aguantó hasta lo último y le dijo “hacelo vos” a Iván Torres, que no perdonó. 2-0 para la “O” que aprovechó todas las dudas de la defensa rival.

Y pudo haber llegado un tercero ahí nomás, porque Salgueiro le pegó y la pelota casi rompe el palo derecho de Cabral. Olimpia era mucho más que un confundido equipo colombiano que se sentía incómodo con la contra franjeada.

Pero el Decano tuvo un momento de relajación, mala cobertura en un córner, Barreto queda a mitad de camino y Luis Páez descuenta para las Águilas. 2-1 antes de los 20’ y los colombianos que se meten de vuelta en la pelea.

Salgueiro otra vez tomó la batuta y se hizo líder en una tremenda contra, pero otra vez el palo derecho le dijo que no. De ahí en más se repartieron la tenencia de la pelota. Olimpia trató de manejar la pelota y los tiempos ante un equipo colombiano que no encontraba los espacios para llegar a Barreto.

En la complementaria el panorama no cambió mucho. La novedad fue que las Águilas se adelantaron un poco más en el campo de juego empujadas por la necesidad de llegar a los goles rápidamente. Olimpia siguió manejando mejor la pelota desde la batuta de Salgueiro, pero ya no con tanta profundidad como en el arranque del partido.

Arce comenzó a mover sus piezas y renovó el ataque con Zeballos y trató de cerrar el partido con Robert Piris Da Motta en el mediocampo. El Decano siguió apostando a la contra y a medida que pasaban los minutos se metía un centímetro más contra su arco, comenzando a agrandar la figura de Diego Barreto.

En los últimos 10’, ya con las Águilas sobre el área de Olimpia, Barreto se hizo figura tapando pelotas claves. Ale Silva tuvo el tercero en sus pies en una gran contra, pero Cabral le dijo que no.

Al final, el marcador ya no sufriría de cambios, el Decano selló un gran triunfo en Medellín, para que el Expreso siga su marcha en busca de la única copa que le falta. Ahora Olimpia espera por Independiente o Arsenal en los octavos de final.

 

Ningún Comentario

Deja un comentario