El papa hará a Cuba y EEUU su viaje más “largo y complejo”

Francisco comenzará el próximo 19 de septiembre una gira que durante nueve días llevará al Pontífice por el territorio de dos países hasta hace poco enemigos irreconciliables. En palabras del portavoz vaticano, Federico Lombardi, será su viaje “más largo y complejo”.

El Vaticano detalló hoy la agenda del papa en Cuba y Estados Unidos, cuyas relaciones bilaterales experimentan una apertura propiciada precisamente por la diplomacia papal y que contará con algunos eventos que ya se consideran históricos.

Entre ellos, el discurso sin precedentes de un papa ante el Congreso de Estados Unidos reunido en sesión conjunta el próximo 24 de septiembre, como se encargó de destacar Lombardi.

“Es una oportunidad de hablar a todos los ciudadanos americanos”, destacó el portavoz, quien detalló la agenda papal tanto en Estados Unidos, donde le recibirá en el aeropuerto el presidente estadounidense, Barack Obama, como antes en Cuba, donde se reunirá con el presidente, Raúl Castro, y se considera “verosímil” que vea al expresidente Fidel Castro.

Durante el viaje, el papa tiene previsto pronunciar 26 discursos, solo cuatro de ellos en inglés y el resto en español, idioma en el cual se dirigirá a la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde intervendrá el día 25 de septiembre.

En la gira papal Francisco utilizará en ocasiones como medio para su desplazamiento por tierra el habitual papamóvil, descubierto y que, en sus diferentes versiones será preparado en cada lugar que visite y no será enviado desde Roma, precisó Lombardi.

En La Habana, al día siguiente de su llegada, el papa protagonizará ya uno de los acontecimientos que se prevé de asistencia masiva: una misa en la Plaza de la Revolución, lugar donde sus predecesores, Juan Pablo II en 1998 y Benedicto XVI en 2012, ya presidieron ceremonias similares.

Una primicia también será la primera comunión que el pontífice impartirá personalmente a cinco niños, la primera ocasión que esto ocurre durante un viaje papal al extranjero, precisó el portavoz vaticano.

El papa dedicará especial atención en su visita a Cuba a la patrona de la isla, la Virgen de la Caridad del Cobre, a cuyo santuario se trasladará nada más llegar a la ciudad oriental de Santiago, en la tarde del lunes 21 de septiembre.

En esta ciudad, que cumple ahora los quinientos años de su fundación, el papa mantendrá un encuentro con los obispos cubanos en el Seminario de San Basilio y el martes presidirá la Eucaristía en el propio Santuario de la patrona cubana.

Ese mismo día el avión de Alitalia en el que viaja desde Roma trasladará al papa a Washington, donde el presidente Obama y su esposa, Michelle, tienen previsto recibirle de manera privada en la base militar en la que aterrizará en lo que será “un acto sencillo, sin discursos”.

El 23 de septiembre comenzará las actividades del pontífice en suelo estadounidense, con la ceremonia de bienvenida en la Casa Blanca, una recepción similar a la recibida por anteriores papas que visitaron la capital norteamericana.

El portavoz vaticano precisó que será la ocasión para el encuentro, de manera paralela, del secretario de Estado estadounidense, John Kerry, con el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin.

El papa hablará en inglés en la Casa Blanca, en un discurso considerado “importante” por la Santa Sede y que será uno de los cuatro en ese idioma que pronunciará el pontífice.

Por la tarde del 23 de septiembre el papa presidirá la ceremonia de canonización de fray Junípero Serra en el Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción, uno de los momentos principales del viaje a Estados Unidos.

Lombardi se refirió a preguntas de la prensa a la polémica por la oportunidad de la canonización de este beato nacido en la isla española de Mallorca y ligado tan decisivamente a la evangelización en el territorio que es hoy Estados Unidos.

Se limitó sin embargo a recordar que el papa Franscisco “es consciente de los discursos” sobre la evangelización y la colonización, pero precisó que se trata de debates “antiguos, no nacen ahora (…) no creo que sean cosas extraordinariamente nuevas”, agregó.

Claves en este viaje serán también sus citas en Naciones Unidas, donde será recibido por su secretario general, Ban Ki-Moon y pronunciará un discurso en español, y su visita en Nueva York a la Zona Cero, donde participará en una ceremonia ecuménica en recuerdo a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en aquel lugar.

La etapa final del viaje del papa estará marcada por su asistencia a los eventos finales del Encuentro Mundial de las Familias en Filadelfia, ciudad en la que además tiene previsto, como ya hizo en su anterior gira sudamericana, encontrarse con presos de una cárcel, un momento “significativo” de la visita a Estados Unidos, como destacó el portavoz vaticano.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario