El fondo internacional de Brasil para la Amazonía tiene recursos hasta 2019

El Fondo de la Amazonía, una iniciativa de Brasil con recursos de Noruega y Alemania para la lucha contra la deforestación en la mayor selva del mundo, cuenta con dinero para financiar nuevos proyectos hasta 2019, informaron hoy fuentes oficiales.

El Gobierno de Noruega anunció hoy en Río de Janeiro el aporte de los últimos 100 millones de dólares del total de 1.000 millones que se comprometió a donar al Fondo de la Amazonía desde su creación en 2008.

Noruega ha aportado el 96 % de los recursos del fondo, Alemania un 3 % (unos 100 millones de dólares) y el 1 % restante (unos 11 millones) partió de la petrolera estatal brasileña Petrobras.

Hasta el final de agosto pasado la inversión llegó a 546 millones de dólares en 75 proyectos contra la deforestación y el impulso del desarrollo sostenible en la región amazónica.

Con los fondos restantes, el Gobierno de Brasil calcula que podrá financiar 24 nuevos proyectos que serán implementados hasta 2019, según datos del Ministerio de Medio Ambiente.

La ministra brasileña del ramo, Izabella Teixeira, dijo hoy en una rueda de prensa que buscará nuevos donantes en la cumbre sobre el cambio climático que se celebrará en París el próximo diciembre.

Teixeira aseguró que el balance del Fondo de la Amazonía desde 2008 ha sido “extremadamente positivo” y aseguró ser “muy optimista” de que podrá hallar a nuevos donantes, a pesar de que hasta ahora sólo se recibieron aportes de dos países.

En la misma rueda de prensa, la ministra noruega de Medio Ambiente, Tine Sundtoft, afirmó que Brasil ha logrado avances “impresionantes” en la protección de la Amazonía, que han sido compatibles con la “expansión” de su actividad agrícola.

Ambas ministras aseguraron que Brasil y Noruega van a conversar para estudiar acuerdos futuros en el área medioambiental, pero el país europeo de momento no se ha comprometido a hacer nuevos aportes al fondo.

Los recursos del Fondo de la Amazonía son administrados por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil y se aplican en proyectos elegidos por el Gobierno brasileño.

El presidente del BNDES, Luciano Coutinho, admitió que las expectativas de Brasil eran haber logrado un mayor número de donantes extranjeros, pero estas se “frustraron” por la crisis que atravesó Europa en los últimos años.

Según un balance del Gobierno noruego, en los seis primeros años, el Fondo de la Amazonía permitió fortalecer la protección de 14 millones de hectáreas de selva y de 94 unidades de conservación, ha financiado el entrenamiento de 3.100 personas en el combate a incendios y apoyado otros 1.200 proyectos pequeños, entre otros.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario