Francisco pide acoger a los refugiados “tal como vienen”

El papa abogó hoy por acoger a los refugiados procedentes de Oriente Medio “tal como vienen” a Europa y consideró que la oleada de migraciones también es fruto de un sistema “socioeconómico malo e injusto”.

En una extensa entrevista a la radio católica portuguesa “Renascença”, el Sumo Pontífice también expresó su preocupación por la falta de empleo juvenil y juzgó que Europa necesita a los inmigrantes para no envejecer.

No obstante, en la misma entrevista asumió que pueda existir “un peligro de infiltración terrorista” por la proximidad geográfica de organizaciones como el Estado Islámico (EI).

Hay que “acoger, acoger a las personas, y acoger tal como vienen. Soy hijo de emigrantes y pertenezco a una oleada de migración del año 1929. En Argentina, desde el año 84 (1884), comenzaron a llegar italianos, españoles”, expuso el papa, quien evocó los inicios de su abuelo y padre en su Argentina natal.

“¡Yo sé qué es la migración!. Después, vinieron las migraciones de la Segunda Guerra, sobre todo del centro de Europa, muchos polacos, eslovacos, croatas, eslovenos y también de Siria y del Líbano. Y siempre nos fue bien por allí. En Argentina, no hubo xenofobia”, agregó.

Reconoció, no obstante, que hay desafíos en la “seguridad territorial” en la actual oleada migratoria.

“Tenemos, a 400 kilómetros de Sicilia, una guerrilla terrorista sumamente cruel (EI). Entonces, existe el peligro de infiltración, eso es cierto”, dijo.

El papa, que apeló la semana pasada a que la comunidad cristiana acogiese refugiados de países en guerra como Siria, lamentó que algunas congregaciones prefieran hacer negocio antes que ayudar al prójimo.

“Algunas dicen: “no, ahora que el convento está vacío, vamos a hacer un hotel y podemos recibir personas. Así nos sustentamos o ganamos dinero. Pues bien, si quieren hacer eso, ¡que paguen impuestos! Si un colegio religioso funciona como hotel, tiene que pagar impuestos”, criticó.

El Santo Padre juzgó que países europeos con baja tasas de natalidad, como Italia, Portugal y España, tienen “espacios vacíos”.

“Cuando hay un espacio vacío, las personas buscan rellenarlo (…) Pienso en el nivel de nacimientos de Italia, Portugal y España. Creo que es casi del 0 %. Entonces, si no hay hijos, hay espacios vacíos”, arguyó.

Para el papa Francisco, “Europa todavía no murió, aunque está medio abuelita”.

Sobre la corrupción, dijo tener “confianza en los políticos jóvenes. Tocan otra música. Hay un problema mundial, que afecta no solo a Europa, como al mundo entero, que es el problema de la corrupción, a todos los niveles”, lamentó.

El desempleo juvenil en países como España es uno de los mayores motivos de preocupación del papa.

“Lo importante es que hoy se dé, a los jóvenes sin trabajo, una educación de emergencia sobre algún oficio que les permita ganarse la vida”, señaló.

El Sumo Pontífice reforzó sus críticas a un sistema que “descentró a la persona”, colocando en el centro al “dios dinero” y abogó por una Iglesia que no se cierre en sí misma.

“Si una iglesia, una parroquia, una diócesis, un instituto vive cerrado en sí mismo, enferma”, alertó.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario