Brasil aún no ha marcado sus metas para cumbre de cambio climático

La ministra de Medioambiente de Brasil, Izabella Teixeira, dijo en una entrevista publicada hoy que, a falta de dos semanas para que se cumpla el plazo, el Gobierno aún no ha establecido cuáles serán sus objetivos para ayudar a reducir el calentamiento global.

“Puedo tener varias maneras de presentar una INDC”, señaló Teixeira al diario Estadão, en referencia a la Contribución Prevista Determinada a Nivel Nacional (INDC por sus siglas en inglés), que habrá de ser presentada en la cumbre de la ONU que se celebrará en diciembre en París.

De acuerdo con la ministra, los distintos ministerios implicados en el proyecto realizaron ya “una proyección para la reducción absoluta (de emisiones de gases de efecto invernadero), para la reducción relativa y en relación al carbono emitido por cada punto porcentual del PIB”, por lo que solo faltaría “tomar una decisión”.

“Estamos trabajando, tal y como pidió la presidenta (Dilma Rousseff), con todos los escenarios posibles”, apuntó Teixeira, a falta de poco más de dos semanas para la fecha que el Gobierno marcó para anunciar cuál sería su compromiso.

Durante la cumbre de París se buscará cerrar un acuerdo global vinculante que evite que el calentamiento global sobrepase los dos grados centígrados con respecto a los valores preindustriales, lo que obligará a reducir sensiblemente en las próximas décadas las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero.

Teixeira hizo hincapié en el hecho de que Brasil ya realizó “voluntariamente” una reducción que “otros países están haciendo obligatoriamente”, refiriéndose al compromiso que adquirió el gigante suramericano en 2009 de reducir sus emisiones de un 38 % a un 36 % antes del año 2020.

Sin embargo, la titular de la cartera de Medioambiente, quiso dejar claro que “Brasil tiene que aumentar sus emisiones porque es un país en desarrollo, no es un país con una infraestructura consolidada”, si bien afirmó que existe un “acuerdo mundial” sobre que Brasil debe tener un cierto margen de maniobra.

Teixeira también habló sobre el compromiso que adquirieron Dilma Rousseff y el presidente Barack Obama, durante la visita oficial a los Estados Unidos que realizó la mandataria brasileña en junio, para intentar alcanzar una participación de entre el 28 y el 33 % de las energías renovables (sin contar con las hidroeléctricas) en el total de la producción energética.

“Dijimos que vamos a doblar la participación de las energías renovables en la matriz eléctrica y solo eso ya supone una reducción absoluta de emisiones”, dijo Teixeira antes de puntualizar que, en cualquier caso, el total de esa reducción dependerá de los compromisos alcanzados.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario