FAO insta a superar pobreza rural en Paraguay mediante tenencia de tierras

La Agencia de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés), instó hoy a Paraguay a superar la pobreza rural a través de la tenencia de tierras, en uno de los países con mayor concentración de tierras del mundo.

FAO insta a superar pobreza rural en Paraguay mediante tenencia de tierras

Según la FAO, la erradicación del hambre y la pobreza y el uso sostenible del medio ambiente dependen en gran medida de la forma en que las personas, las comunidades y otros grupos consiguen acceder a la tierra, la pesca y los bosques.

De este modo, un acceso seguro y equitativo a los recursos naturales permite que las personas produzcan comida para su propio consumo y aumenten sus ingresos, pero unos derechos de tenencia inseguros a menudo conducen a la pobreza extrema y el hambre.

“Los medios de vida de las poblaciones rurales pobres se basan en un acceso seguro y equitativo a estos recursos y en su control. Son la fuente de alimento y refugio, la base de las prácticas sociales, culturales y religiosas, y un factor central en el crecimiento económico”, expresó la FAO a través de un comunicado.

Representantes de la organización participaron en un seminario sobre gobernanza y tenencia de tierras, seguridad y soberanía alimentaria organizado por la Coordinadora de Mujeres Rurales e Indígenas de Paraguay (Conamuri), y que concluyó hoy en Asunción.

Del encuentro participaron lideresas indígenas como Bernarda Pessoa, del pueblo qom, que denunció en un comunicado que “la tierra sin agricultores se ha golpeado mucho en Paraguay“, y definió la gobernanza de la tierra como el “cuidado colectivo del territorio, los recursos naturales, los seres humanos, el agua, los bosques y las plantaciones”.

Por su parte, Natalia Landívar, de la Alianza por la Soberanía Alimentaria de los Pueblos de América Latina y el Caribe, explicó que es necesario que las organizaciones sociales controlen si los gobiernos implantan políticas públicas coherentes con los derechos humanos, en particular los de tenencia de tierras.

El seminario incluyó además el estudio sobre el terreno de un caso práctico de lucha por la tierra en el país: el caso de Marina Kue, en el distrito de Curuguaty (este), donde en 2012 murieron 17 personas durante un violento desalojo de campesinos que habían ocupado unas tierras que querían que formaran parte de la reforma agraria.

El lugar, que se disputan desde hace una década el Estado paraguayo y los familiares de un difunto líder del gobernante Partido Colorado en la época de la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989), fue reocupado a finales de junio por varias familias campesinas sin tierras.

Paraguay es uno de los países con mayor concentración de tierras del mundo, donde cerca de un 2,5 % de la población es dueña de casi el 90 % de la superficie cultivable, según la ONG Oxfam. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario