Eurocámara pide convocar una conferencia mundial en apoyo a refugiados

El pleno de la Eurocámara pidió hoy que la alta representante de la UE, Federica Mogherini, convoque una conferencia internacional sobre la crisis de los refugiados, en la que participen tanto los países de la UE, como Naciones Unidas, Estados Unidos y otros actores mundiales.

El objetivo de la conferencia pasaría por establecer una estrategia mundial común de ayuda humanitaria, según señala la resolución de todos los grandes grupos de la Eurocámara a excepción de los conservadores y reformistas, aprobada hoy en pleno.

Los eurodiputados expresaron su “profundo pesar y dolor por la trágica pérdida de vidas de personas que buscan asilo en la UE”, e instaron especialmente a los Estados miembros a que “hagan todo lo posible” para evitar que sigan produciéndose muertes en el mar o en tierra.

Los eurodiputados acogieron satisfactoriamente las iniciativas de la Comisión Europea sobre reubicación y reasentamiento, en particular la nueva iniciativa relativa a la reubicación de emergencia de mayor número de solicitantes de asilo necesitados de protección internacional que abarca a Grecia, Italia y Hungría.

Asimismo, apoyaron el anuncio del presidente de la Comisión en relación con un mecanismo permanente de reubicación que se activará en situaciones de emergencia teniendo en cuenta el número de refugiados presentes en el Estado miembro.

Por otro lado, la resolución reclama de nuevo a la CE que proponga una modificación del sistema Dublín -que establece que el primer país en el que se toman las huellas al refugiado es el único competente para decidir su asilo- para que “tenga en cuenta las perspectivas de integración y las necesidades y circunstancias específicas de los propios solicitantes de asilo”.

El texto también destaca que se debería conceder mayor importancia a las iniciativas de la CE que ya se han puesto en marcha para proporcionar nuevos instrumentos para la protección de los solicitantes de asilo.

Los eurodiputados consideran que, además de un programa de reasentamiento obligatorio, la UE y los Estados miembros deberían examinar otras medidas para un acceso seguro y legal, como los visados humanitarios.

En ese sentido, piden a los gobiernos de la UE que “examinen la posibilidad de permitir que las personas que necesitan protección soliciten asilo en sus embajadas y oficinas consulares en terceros países”, lo que evitaría trayectos peligrosos para su integridad y vías de llegada clandestinas.

Igualmente, la Eurocámara reitera su “compromiso con la apertura de las fronteras dentro del espacio Schengen, al tiempo que se garantiza una gestión eficaz de las fronteras exteriores”.

En cuanto a la lista común de países de origen seguros, el pleno recalcó que este planteamiento no vaya en detrimento del principio de “no devolución” y del derecho individual al asilo, en particular en el caso de las personas que pertenecen a grupos vulnerables.

Finalmente, en la resolución los eurodiputados dicen “lamentar que los dirigentes de algunos Estados miembros y los partidos de extrema derecha estén utilizando la situación actual para avivar los sentimientos contra la inmigración al tiempo que culpan a la UE de la crisis, propiciando así un incremento del número de actos violentos contra los migrantes”.

Por ello, piden a la CE y a los Estados miembros que adopten medidas urgentes para combatir los actos violentos y la incitación al odio contra los migrantes.

Este miércoles, los eurodiputados ya apoyaron el mecanismo de emergencia temporal para trasladar a un cupo inicial de 40.000 solicitantes de asilo desde Italia y Grecia a otros países de la UE durante dos años.

Se trata de las primeras normas de reparto, pues el propio Juncker ha confirmado hoy ante el pleno la urgencia de aumentar en 120.000 más el número de refugiados que necesitan reubicación.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario