Carta Abierta al Indert: respeten la Constitución y salven el Parque San Rafael

Director del Grupo Ecologista Taguato

Me preocupa mucho conocer la noticia de un diario,  el cual informa que el INDERT habilito un asentamiento en medio de un área de Reserva Forestal del Parque San Rafael, en la zona de la compañía Toro Blanco, en el distrito de Tavaí, pese a que la mencionada reserva forestal no puede ser utilizada en el marco de la reforma agraria.

Siento extrema preocupación ante el hecho  de que los nuevos pobladores del asentamiento del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) están deforestando la zona para la elaboración de carbón en forma ilegal dentro del área de la reserva San Rafael.

Les escribo sobre la urgente situación que se da en el Asentamiento Guazú Cua, por lo cual los insto a que tomen las medidas para parar la destrucción que se da en el sitio. También los exhorto a que garanticen que aquellas personas detrás de esta aberración ambiental y que forman parte del INDERT sean investigadas y presentadas ante la justicia.

Es bien sabido que el Parque San Rafael es el último remanente del Bosque Atlántico que nos queda en la Zona, las actuales tasas de deforestación nos sitúan entre los primeros países deforestadores del mundo y este nuevo caso no hará más que agravar la calamitosa situación

La reforma agraria no contempla el uso de tierras con interés ambiental, en ese sentido sugiero que las 800 hectáreas sean devueltas a sus legítimos dueños: Los indígenas guaraníes de la zona.

Le pido que por favor complete inmediatamente la demarcación y ratificación de la tierra a esta comunidad indígena. Sin sus tierras ancestrales, los guaraníes no pueden sobrevivir.

Por favor, paren ahora, antes de que destruyan para siempre este ecosistema tan frágil y ya muy fragmentado

 

Por favor, garantice la Constitución Nacional y Salven al Parque Nacional San Rafael

 

 

Un Comentario

Evelio Servin

Sólo una comunidad unidad en alerta y con acciones fuertes de defensa y proteccion de la reserva podra detener esta infame y aberrante delito ecologico q atenta contra nuestro propio origen y vida.

Deja un comentario