Serena y Halep ante la prueba de fuego de las italianas Vinci y Pennetta

La llegada a las semifinales femeninas del Abierto de Estados Unidos de Serena Williams, la número uno del mundo, y de Simona Halep, la dos, era algo que entraba dentro de los pronósticos, pero nadie pensó que las veteranas italianas, Roberta Vinci, y Flavia Pennetta fuesen las rivales a las que tendrán que superar la noche del jueves si quieren llegar a la gran final.

Serena, que tiene un año de ensueño, que además está a dos triunfos de completar el ciclo del Grand Slam con el título del Abierto, parte como gran favorita para imponerse a Vinci, que llega por primera vez a las semifinales del Abierto y de uno grande a sus 32 años, a pesar que en dobles si logró el título con su compatriota Sara Errani, en el 2012.

Cierto que Vinci se encontró con la suerte de no tener que disputar la cuarta ronda ante la canadiense Eugenie Bouchard, vigésimo quinta favorita, que se tuvo que retirar por lesión en la cabeza al sufrir una caída accidental en el vestuario, pero luego en los cuartos fue superior a la francesa Kristina Mladenovic.

El duelo entre Serena y Vinci, la número 43 del mundo, será el quinto que protagonicen como profesionales con ventaja de 4-0 para la tenista estadounidense, incluido el triunfo que logró en el pasado Masters de Canadá.

La menor de las hermanas Williams, de 33 años, en lo que va de temporada ha dominado por completo en el circuito y con los triunfos conseguidos hasta los cuartos de final su marca en el Abierto en las 16 participaciones que ha tenido es de 53-2 y seis títulos en su poder.

Pero su gran sueño en este Abierto es al margen de alcanzar el séptimo título, cuarto consecutivo, completar el ciclo de Grand Slam con los cuatro grandes, algo que sólo se ha logrado seis veces en la competición del tenis, por cinco jugadoras diferentes.

La última que lo logró fue la alemana Steffi Graf en 1988 que tiene también 22 títulos de Grand Slam, marca que igualaría Serena si se alza con el trofeo en Flushing Meadows.

https://www.youtube.com/watch?v=fnF_-Z00FUM

La menor de las Williams, que el martes protagonizó otro duelo memorable con su hermana Venus en el Abierto para conseguir el pase a semifinales, en 61 torneos de Grand Slam ha conseguido una marca ganadora de 285-39, la tercera mejor en la era Open, lo que para muchos se puede perfectamente definir también como la era Serena.

Mientras la rumana Halep vive su mejor momento y también en el Abierto donde por primera vez en las seis participaciones que ha tenido consiguió llegar a las semifinales y su prueba de fuego será Pennetta, la tenista italiana de 33 años, que cada vez que llega al último torneo de Gran Slam hace su mejor tenis.

No le gusta la ciudad de Nueva York nada más que por 15 días, demasiado tráfico, ruido y prisas en el día a día de la Gran Manzana, pero para nada le afecta cuando sale a las pistas y contra todos los pronósticos, como la número 26 del mundo, tiene por segunda vez la oportunidad de llegar a la gran final.

Pero Halep, que ha ido de menos a más con su tenis en el torneo, por fin hace sentir su tenis en un torneo de Grand Slam que le refuerzan la buena temporada que ha tenido con marca de 46-11 y tres títulos individuales, todos en pista dura.

https://www.youtube.com/watch?v=-JjQXguKDA8

Su gran reto profesional a los 23 años será imponerse a Pennetta y confirmarse entre las jugadoras que puedan ser las que tomen el relevo cuando Serena decida dejar su actual reinado.

Pennetta, que ha disputado ya 49 torneos de Grand Slam en su carrera puede que se encuentre ante el más decisivo de cara a su legado dentro del tenis mundial y por eso está convencida que el partido de las semifinales será muy especial.

De momento, llega al quinto duelo contra Halep con ventaja de 3-1 en los cuatro anteriores, aunque perdió su primer partido contra la tenista rumana en el pasado Masters de Miami, un factor a tener muy en cuenta dado que la pista también fue dura.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario