Huir a Europa es “un grave pecado” advierten yihadistas

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha señalado que los refugiados sirios que huyen a Europa cometen “un grave pecado” porque en “esas tierras de los cruzados rigen las leyes del ateísmo y la indecencia”.

En la edición de septiembre de su revista “Dabiq”, el EI critica a los sirios y libios que “arriesgan sus vidas y sus almas” y abandonan “voluntariamente la patria del islam por la patria de los infieles”.

Los yihadistas señalan que en Europa y EEUU los niños están bajo “la constante amenaza del sexo, la sodomía, las drogas y el alcohol”.

Apuntan que, aunque no caigan en el pecado, es probable que olviden el lenguaje del Corán, el árabe, lo que hace “más difícil que regresen a la religión (islam) y sus enseñanzas”.

El EI se muestra especialmente duro con aquellos que huyen de su autoproclamado califato, que abarca territorio sirio e iraquí, después de asegurar que la mayoría de las familias escapan de zonas controladas por el régimen sirio o por los kurdos.

Cientos de miles de personas han huido de los conflictos que azotan Oriente Medio y de la represión del EI, en especial de Siria, para buscar refugio en Europa.

La Organización Internacional de las Migraciones (OIM) informó hace dos días de que más de 2.760 inmigrantes han muerto en lo que va de año en su intento de cruzar el Mediterráneo.

El número de septiembre de esta revista digital en inglés también incluye nuevas fotografías de la destrucción de dos templos de la ciudad siria arqueológica de Palmira, patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Las imágenes muestran barriles de explosivos colocados en el interior y en las columnas exteriores de los templos grecorromanos de Bel y de Baal Shamin, que fueron dinamitados en agosto pasado por los yihadistas.

Esta edición de “Dabiq” publica asimismo las fotografías de dos rehenes, uno noruego y otro chino, por los que el EI exige un rescate a cambio de su libertad.

El noruego Ole Johan Grimsgaard-Ofstad y el chino Fan Jinghui aparecen vestidos con monos amarillos y con carteles en inglés que dicen “Prisionero en venta”.

El EI proclamó a finales de junio de 2014 un califato en áreas de Siria e Irak, tras hacerse con el control de amplias zonas de ambos países.

EFE

Un Comentario

Mohamad Kaied

Esos “yihadistas” hijos de mil PUTA, son un engendro de los criminales gobiernos de Siria e Irán, y del islam no saben nada, y el problema de los refugiados muy fácil de solucionar, sólo 2 bombas atómicas una sobre la cabeza del hijos de perra criminal presidente de Siria Bashar Hoteles y la otra sobre la zona donde están los ñembo yihadista, así termina el problema de Siria y toda esa gente vuelve a su casa.

Deja un comentario